sábado, agosto 26, 2006




Miro al oeste y aparece dorado el atardecer, miro al este y gris plomizo es el horizonte. Ante mí tenho una postal free dice: "Há un momento em que o prazer e o mal estar se confundem. É o momento de procurar uma saida". Me quedo con la mirada al frente y busco la salida.
La fotografía corresponde a un fragmento de una escultura en un parque frente al Mosteiro Os Jerónimos en Belem, Lisboa.

7 comentarios:

Gato negro dijo...

Volvía a la ciudad y el cielo se apagaba entre rojos y blancos luchando por ser. Me quedo con la imagen de un atardecer más, diferente y perfecto.

GATO NEGRO

salem dijo...

Precioso Portugal.. aunque no visitamos los mismos sitios, pero es muy muy precioso ese país. La gente muy agradable y todo una pasada, aunque.. ¡¡Cuidadín con el café!!

Me quedo por aquí un tiempecillo, gracias por tu comentario ;)

gaia56 dijo...

Gato negro... atardecer diferente y perfecto... enhorabuena.

Pues sí,Salem, precioso país Portugal. Y me podrías decir qué sitios visitas tú en Portugal?
ah! y el café portugués... delicioso.

Luis dijo...

Cuando estás en un buen momento nunca piensas en las salidas, cuando estás en uno malo sólo piensas en ellas. Cuando se confunden quizás sea un mal momento, por lo que la salida tiene que estar a mano.
Un saludo

Kaleidoscope eyes dijo...

Pero, ¿cuál salida si de todas formas el universo, aunque infinito y hermoso, sigue siendo cárcel?
Pero ésta es una linda puerta para volver a entrar...

gaia56 dijo...

Muy buena idea Luis, la salida siempre tiene que estar a amno... lo que pasa es que a veces nos obcecamos y aunque esté al lado no la vemos, o lo que es habitual no queremos verla..
En fin, complicada vida...pero como dice Kaleidoscope... linda, muy linda.

peter k dijo...

me muestras la salida de la literatura o de mi ciudad mas olvidada.
gracias por recordarme tan lindas cosas.

beijinhos