sábado, julio 08, 2006



Otro poema de T.S. Elliot. Muerte por agua

Flebas el Fenicio, muerto hace dos semanas, olvidó
el grito de las gaviotas, y la mar profunda y agitada,
olvidó las pérdidas y las ganancias,
recogió sus versos entre susurros. En levantarse
y caer pasó las etapas de vejez y juventud
entrando en remolino.
Gentil o judío,
¡OH! tú que llevas el timón y miras a barlovento
ten presente a Feblas, como tú, antaño hermoso y esbelto.
T.S. Elliot.

Entre levantarse y caer, nos dice Elliot, el Fenicio pasó las etapas de juventud y vejez, o dicho de otra forma más rudimentaria, entre "ponte y bien y estáte quieto" le pasó la vida. La interprertación de la poesía es algo tan subjetivo que varía con cada lector en función de sus valores y del conocimiento de cada uno. O sea que vivamos, ya sabes, vivamos intensamente, porque como a Flebas el Fenicio el grito de las gaviotas desaparece un día y no vuelve, y además suele desaparecer más bien pronto que tarde.
Que tengáis buen día.

3 comentarios:

Tomás dijo...

Si, como dice Borges, "uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiadoo inseguro para planes"
Saludos.

Gerardo Curiá y Lidia Rocha dijo...

Gracias por este hermoso poema de Elliot.
Lidia

PilArt dijo...

Falta un verso el verso Una corriente bajo el mar, en tu poema. Si Eliot levantara la cabeza...
Un saludo