jueves, enero 05, 2006



ORACIÓN

Suenan órganos de viento
en tus entrañas aéreas.
Catedrales me abrigan
los sentimientos del alma.
Soledades me acompañan
ascendiendo impenitentes
parsimonias hacia el cielo.

A tí elevo súplicas,
a tí imploro alas,
a tí el aire que mis velas necesita.
Nunca fallas y me izas
cual suave plumón de ganso,
sobrevuelo el horizonte.

Recupero mi estado gaseoso en tí,
catedral de día, de aire,
catedral verde,
catedral de árbol.

1 comentario:

asturiana dijo...

bonito paseo entre los arboles, parece muy romantico, pero... lo es??