sábado, enero 07, 2006











FRIDA KHALO EN SANTIAGO DE COMPOSTELA

Viajo de las nubes a las nieblas,
de la tierra al cielo, viajo al oeste.

Niebla en Mondoñedo, luz clara y cielo azul en Santiago que vira a rojo violáceo al atardecer, pasando a un dorado que alterna con azul gris metálico acero, para fundirse en negro despedida cuando Frida me envuelve con una bruma de finas blancas lágrimas.

Disfruté las mismas calles solitarias que me hacen sentir que nunca marcho de Santiago, me asomé a Praza A Quintana desde dos farolas suspendidas que enmarcaban la Puerta del Perdón y la Berengela rabiosamente iluminada. Retrasé la hora del encuentro con Frida Khalo paseando las queridas piedras de Santiago que brillaban con el sol de la mañana y recreando lo que algún día escribí sobre ellas.

En Caixa Galicia Frida me recibe en su cama, el artificio tormento al que vivió atada gran parte de su vida, rodeada del contexto indígena de sus trajes de tehuana y la tramoya con la que el pueblo mejicano representa su relación con los difuntos.

Frida son las ganas de vivir intensamente y su obra está llena de esa intensidad emocional que trasciende al cuadro y llega al observador que no puede permanecer al margen. Trata su imagen y su dolor como objetos artísticos. "Nunca pinté los sueños, pinté mi propia realidad" nos dice al entrar a su mundo, nos avisa, nos pone en antecedentes, nos busca cómplices para el recorrido por los veintiseis cuadros de su obra y las numerosas fotos y otros objetos que los acompañan.

Me impresionaron cinco, seis cuadros, aunque me recreé y repasé todos más de una vez.


El camión, 1929
La columna rota, 1944
La flor de la vida, 1944
Fantasía, 1944
O pitiño, 1945
Sin título (Corazón, cacto y feto), s.d.

4 comentarios:

jotaerre54 dijo...

YA VEO QUE A PESAR DE LA NIEBLA EN MONDOÑEDO SANTIAGO ESTABA DESPEJADO Y HERMOSO COMO SIEMPRE.
ME GUSTA ESA FRASE QUE DICES ALGO ASI COMO QUE NUNCA ABANDONAS SANTIAGO. YO TE PUEDO DECIR QUE VERME EN LA PLAZA DEL OBRADOIRO ES COMO ESTAR EN LO QUE DEBE SER EL CIELO, SI LO HAY. CLARO QUE LOS GALLEGOS LE PONEMOS MUCHO MORRIÑA A CIERTAS COSAS, Y PARA MI SANTIAGO ES ESPECIAL.
BUENO PUES NADA YA NOS CONTARÁS ALGO MÁS DE FRIDA.

gaia56 dijo...

Desde hace muchos años siempre me encuentro muy bien en Santiago, me gusta pasear sus piedras. Es una aldea especial para casi todo el mundo...
Te buscaré fotagrafías cuadros de Frida Khalo y juzgarás tu mismo.

ASTURIANA dijo...

MENUDA FUERZA LA DE FRIDA, PINTANDO DESDE SU CAMA, Y SACANDO DE LA TORTURA SU MANERA DE EXPRESARSE...

Mariadolcas dijo...

La foto de Santiago me hace evocar paseos lentos y parece que escucho el eco de los pasos en los soportales de alguna rúa.
Disfruto mucho con tu blog. Sigue
Un beso de Loli