miércoles, enero 11, 2006



Observo el mar en movimiento
desde mi orilla, desde mi nube.
Disfruto nubes en movimiento
desde mi mar y me refugio.

Observo el amor desde mi nube,
disfruto mi ola compartida
y el roce del viento en mi refugio.

Y me abrigan
mar, ola, nube, viento y roce.

La fotografía luce las nubes de los atardeceres castellanos en el mes de diciembre.

1 comentario:

gallaecus dijo...

me gusta la foto y el poema,