jueves, enero 05, 2006



Lo profundo es el silencio entre tú y yo
cuando el sol se pone tras los prados
que con luna retozaron tanto amor.

Lo profundo es cortar con puñal el dolor
que no quiero sentir, que no reclamo,

no ansío y a mi pesar siento.

Lo profundo es inventar desamor

donde ya existe, provocar vacío,
pulir recuerdos, vestir de olvido
un presente que no es.

Dulce tarea recolocar en cada sitio
para acabar ya, l
o que fue y no volverá.




Más dulces atardeceres fotográficos para compartir con vosotros. Es Santiago de Compostela el día 4 de enero.

2 comentarios:

asturiana dijo...

llama mucho la foto... los colores en el caso de la rosa y azul, y el contraste en negro... Aunque parece que te despides y el poema resulta triste... Me gusta...

desdegigia dijo...

La vida a veces duele... y ¿qué?
Es importante vivirla.