domingo, octubre 23, 2005



Tengo un amigo que siempre dijo que quería reencarnarse en vaca. A juzgar por la plácida imagen empiezo a pensar que tiene razón.

La imagen es de una vaca, por supuesto, asturiana.

3 comentarios:

asturiana dijo...

desde luego, la vaca esta tranquila, le da igual que día de la semana sea... su mayor preocupación es la supervivencia...

Anónimo dijo...

Ese amigo, sigue en sus 13, y si hay algo más plácido que tener paz a lo largo de la vida propia y de los que le rodean, quizás el mundo giraría a otras revoluciones sin guerras ni odios. ONLY LOVE.
besinos y apretujones.

ana dijo...

Pues yo recuerdo el deseo insatisfecho de uno de mis tios: ser un caballo blanco en una isla solitaria.
Me gusta ese deseo; más que por ser caballo, tú bien sabes porqué.
Besazo.

(No cabe duda de que la vaca y su entorno son envidiables)