domingo, octubre 16, 2005




CALEIDOSCOPIO

Saboreo la sed infructuosa
de verte a mi lado en el espejo.

Te miro, te mimo y no existes,
rechazas amanecer junto a mis sueños.

Aún no van a secarse mis ojos
esperando tu bautismo en el continuo devenir.

Demoledor, a veces, mi empeño
no alcanza su encuentro.

Mi impulso avanza cuando el desconocido
día aparece a la vuelta de la esquina.

Abandono los bostezos de la vida.
No quiero rescatar el mundo neutro.

Las perseidas de este agosto alumbraron mi camino,
casi imperceptibles llegaron a posarse
en la mirada cotidiana de mi mano.



"De la vida no hay que temer nada. Lo que hace falta es comprenderla" Madame Curie, química polaca (1867- 1934)

3 comentarios:

mik dijo...

me dí un paseito por aquí Carmen
Mikel tu amigo

mik dijo...

tienes mal la hora, creo eh?
jajajaj

gaia56 dijo...

Mik... creo que ya la he corregido... ya me contarás cuando pasees otra vez por mis páginas...