sábado, noviembre 18, 2006



VIOLENCIA COTIDIANA

Disfrutamos con la esencia de la improvisación hecha escena cada día, cuerpos en acción, con el movimiento y reposo de los tempos de la música de la realidad marcando los ritmos de personajes cual muñecos de guiñol sin libres argumentos.

Improvisaciones que encontramos al encuentro con la noticia en el periódico habitual, el papel predeterminado que nos toca jugar como único recurso escénico de la gran obra de teatro que es la vida vivida cada día.

A veces puede resultar innecesario el atrezzo. Resulta crudo el desnudo escenario de violencia que algunos días nos ampara, la violencia gratuita, la violencia planificada por una mente política, en conjunción con otras mentes, económicas, políticas, la violencia entre dos seres cara a cara, personajes no ficticios, víctima, agresor, con o sin remordimiento, la violencia contra las mujeres, contra los niños y las niñas, la violencia con la que desayunamos todos los días, reflejada en papel barato de un periódico.

Tal vez interpretamos algunos personajes que nos llevan al espacio íntimo del enfrentamiento gratuito por llegar a la cima, alguna cima recreada, por llegar a poseer la información y sin embargo tan huérfanos de ella en este manipulado mundo que vivimos. “Necesito información, necesito información…” grita una voz en el interior del personaje, mientras le atrapan las noticias que se meten en su cuerpo, en su mente y acaban sepultando la identidad del individuo en este mundo.

Una mirada fugaz, en un momento de escape de la angustia generada por la escena cotidiana, nos regala la aparición de la luna, que está a punto de ser casi llena. Aparece radiante en la ventana, por encima de nuestras cabezas y nos traslada a otros mares de pasión y calma. Y entonces vivimos nuestra propia identidad refugiados en la cuna plateada de sus caricias.

Me asomo a los grafitis que encuentro en la calle, algunos tienen frescura y fuerza que yo quisiera tener en mis palabras. Algunos los recojo con mi cámara. Éste lo encontré paseando por una calle de Zamora.



23 comentarios:

1 Gato dijo...

Y que nos queda?..Econtrar valor para cambiar lo que podamos,valor para aceptar lo que no podamos y sabiduria para reconocer la diferencia.

Tu estilo me envolvió.
Saludos

Tomás dijo...

Magnífica reflexión la tuya. Tenemos que seguir luchando contra esta marea. No podemos arrinconar la utopía pues, como alguien dijo, "nos sirve para caminar" Hay que recuperar el "espíritu de los 60".

El detective amaestrado dijo...

Zamora...EStuve este verano por primera vez y me encantó más allá de lo esperado...Una librería preciosa,el sonido de las cigüeñas...

Rïzer dijo...

Contra la violencia solo debemos responder con amor y amistad. No se hasta donde llegaremos con la sociedad que nos toca vivir, tan llena de agresividad. Pero si algo he aprendido en mi vida es que el mas borde e impertinente de los personajes se vuelve gentil y amable con un "buenos dias" cada mañana y un "como va el dia" cuando te lo encuentras.

Ixchel dijo...

Interesante blog por aquí me tendras leyendote más en continuo.

Saludos y gracias por la visita.

quantum dijo...

Beber y vivir la luna le hace a uno más sabio que leer la llamada "información". Tammbién visitar Zamora es una forma de sabiduría.
Abrazo.

gaia56 dijo...

Dices bien 1 gato... sabiduría para conocer la diferencia. Me gusta que te sientas envuelto...

Tomás, lo dijo Eduardo Galeano... ya sabes. pero os 60, no quedan un poco demasiado lejos? jajajjaja.

Detective, el fin de semana pasado me acompañaron las cigueñas en toda la visita a la ciudad, además lucía un tímido sol de invierno que azuleaba más aún el cielo...

Rizer estoy de acuerdo, la amabilidad rompe muchos muros.

Ixchel, bienvenido, un placer tu visita.

quantum, efectivamente la vida te hace mas sabio. mmmmmmmm...beber , vivir al luna..... sugerente.

Abrazos a todos.

Clarice Baricco dijo...

Al leer tu texto, espero que no perdamos la sensibilidad.
Mucho que pensar al leerte.

Saludos

manuel_h dijo...

No es mal lugar la luna para mecerse, en ese mar de la tranquilidad, por ejemplo.

gaia56 dijo...

Abrazo clarice... no perdamos la sensibilidad.

manuel h... no podíamos encontrar mejor sitio que la luna acunándonos.

Princesa Dariak dijo...

Exelente foto, y muy buena reflexiòn. Azul de hacer tanta fuerza, de aquellas paginas amarillas de anuncios y noticias frescas, ya putridas y repetidas.
A veces parece que solo cambian los nombres, pero se siempre la misma historia de poder.

Me quedo con la Luna, bella, rayo que blandiò mi Espada, y con el fuego del Dragòn, pasiòn por las venas... Quizàs algun dìa el hombre entienda...

Gracias por caminar por El Filo.

Un abrazo de luz.

Lost in Translation dijo...

Si pero lo peor de todo no es esa necesidad de informacion que demanda el individuo, lo peor de todo es que esa informacion ya llega manipulada. Yo me paso media vida preguntandome porque hace una semana o un par de dias nos llego la noticia de que a un preso yankee en un juicio la familia de la persona a la cual mató, se levanto y empezó a darle una paliza tremenda. Eso es una noticia? y los niños africanos muriendose de hambre? donde están las camaras alli para hacer saber al mundo el resultado de un expolio europeo al continente africano? los medios dan asco...

Ahasvero dijo...

Los medios sólo son sensibles al $$$$

gaia56 dijo...

lost los medios son muy selectivos y últimamente, o tal vez siempre, sólo se acercan la dinero.

Como dice ahasvero sólo son sensibles al dinero

Zebedeo dijo...

Desayunamos, comemos y cenamos con la violencia escupida desde los medios de información. No es una violencia nueva, siempre ha estado ahí sólo que ahora es otro producto de consumo más (ya ves hasta donde ha llegado nuestra moralidad)
Voy a seguir tu consejo y mirar a la luna llena para relarme pero.... ¿qué me pasa? ... me están creciendo las orejas, me salen garras y de repente me han entrado ganas de aullar. Oh, no, me estoy convirtiendo otra vez en hombre-lobo auuuuuuuuuuuuuu
:)

nosue dijo...

Coincido plenamente, pedimos información que nos va a venir manipulada y sin ninguna opción de recibir otra, nos acostumbramos a la violencia para solucionar problemas, supongo que no es ni más ni menos que la consecuencia de la vida que llevamos, basada en el capital, en la competitividad, en unas vidas movidas por lo material que nunca llegan a satisfacernos porque no es ahí donde está la verdadera satisfacción y la gente se siente frustrada y usa la violencia y nos la ponen por la mañana, por la tarde y por la noche hasta que la convertimos en uno más, hasta que la vemos tan natural que ni siquiera apartamos la vista cuando vemos a niños mutilados con sus expresiones de dolor...
Y la luna... me encanta la luna, la veo desde mi ventana, noche tras noche (cuando las nubes no me lo impiden) y sí, respiro hondo y de alguna manera la pido, súbeme allí, lejos, a ver si todo se ve tan roto desde allí, como yo lo veo desde aquí...
Buen post

gaia56 dijo...

Zebedeo, la violencia como un producto más en esta sociedad de consumo es lo que me aterra... y no tu conversión en hombre lobo con la salida de la luna.


Nosue me encanta tu comentario...yo también le pido a la luna que me eleve y poder volar por encima de las nubes, pero , a veces, no me responde... y a ti?

Paula dijo...

Gracias por el último párrafo.

De veras

Un abrazo

silencio dijo...

dolor y satisfaccion, lacrimologia para un bien comun.

saludos

gaia56 dijo...

Paula, gracias a tí, por todos tus párrafos.

Silencio, ¿dolor y satisfacción?

Abrazos para todos

Gubia dijo...

Vivimos rodeados de violencia y ni tan siquiera nos damos cuenta de ello.Creo que deberíamos cambiar algo de todo lo que nos rodea, pero por más que busco la forma de hacerlo no la encuentro. Quizás gracias a ti, nos paramos a pensarlo y somos más conscientes.
Un abrazo

gaia56 dijo...

gubia, la verdad es que muchas veces parece que miramos para otro lado... pero siempre cada uno de nosotros puede hacer algo, empezando por concienciarse.
sonrisas y besos para ti.

Francisco Ortiz dijo...

Buenos textos y buena idea enlazar esas imágenes con tus textos. Esta meditación sobre la violencia es muy buena, me gusta mucho.