domingo, junio 17, 2012




Ajeno a todo, vagabundo tú,
alargaste tu mano a mi paso,
ajeno a los barcos y a la luz
de la sonrisa que hoy partían;
tu cerebro, tu barba, tu destino
anclado en las nieblas de aquel
banco, impregnado en alcohol,
asomando la frontera de la vida
de aquella plaza de verano
donde niños y madres sonreían
al sol, al cielo azul, al pasear
hasta el borde cada día.

Ajeno a todo, vagabundo tú,
me pediste un chupa chup,
un poco de lúcida dulzura,
muleta de un momento,
para seguir arrastrando
unicornios en los sueños,
descalzo en el camino,
en tu mochila con tu mundo
muy, muy dentro.

16 comentarios:

Aurora García Rivas dijo...

EStá visto que se puede escribir sobre cualquier cosa. Saludos. Aurora

mj dijo...

Me ha encantado, de verdad.
La vida interior cuando es profunda,hace que todo lo de fuera importe poco.
Un placer

Arantza G. dijo...

Al que más, al que menos, en alguna ocasiónn le asalta la soledad; se sienta en un banco viendo pasar su propia vida enfundada en prendas ajenas, en ocasiones, ante una sonrisa que vuela desde la acera, pides una mirada, que como la dulzura de un chupa chup, consigue hacer que te levantes y sigas caminando.
Un beso

Pedro Luis López Pérez dijo...

El chupa chup, su palo indica el equilibrio y su sabor el placer (Podiamos decir esto en este caso ¿No?)
Preciosa, Gaia.
Un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Trashumante...camino de la errancia...acogiendo en cada pausa del camino un guiño de ternura para no parar el destino de noria humana. UN abrazo. Carlos

Ligia dijo...

Ternura, en el fondo... Abrazos

Tétis dijo...

Hola Gaia

Após ausência por motivos de saúde, passo para deixar um beijinho e informar que, embora ainda em recuperação, estou de volta à blogosfera e aos poucos, dentro das minhas possibilidades, visitarei todos os amigos de quem já tenho muitas saudades.

Tétis

Sarco Lange dijo...

Mi casa se ubica adentro de una mochila.

TORO SALVAJE dijo...

Muy original y también ingenioso.

Katy dijo...

Unos versos que si los lees con los ojos del corazón te recuerdan a muchas personas que se pasan los días en los bancos con la mirada fija en ninguna parte. En los días más cálido proliferan en todos los bancoas con el tetrabrik de vino a su lado.
Me ha gustado mucho.
Bss

E. Martí dijo...

Y todo por un chupa chups... En la mochila cabe lo imprescindible...
Un gran abrazo, amiga

antonioe dijo...

es precioso. la soledad es tremenda, es la pero compañera que podemos tener. un beso estimada poeta.

PEPE LASALA dijo...

Buena poesía, escribir de algunas cosas no es fácil, y tú lo has hecho con mucho arte. Felicidades. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

PEPE LASALA dijo...

Hola de nuevo Gaia, aquí estoy para desearte un feliz verano y despedirme de ti hasta Septiembre amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

La sonrisa de Hiperión dijo...

Ojalá siempre fuéramos en la mochila de alguien.

Saludos y un abrazo.

Maritza dijo...

Amiga, en primer lugar decirte que no entiendo por qué no vi todas estas entradas tuyas. Será un problema de blogger?...

Y luego comentarte que me encantó este poema,que tiene un aire marino y melancólico, pero no tristeza,y fíjate que es difícil esto de no envolver en aires tristes un ambiente como el que describes.
Y este equilibrio literario y lírico (porque tiene mucho lirismo)hay que destacarlo.

Te felicito enormemente y YA me pongo al día con tus escritos.

ABRAZOS MILES.