domingo, junio 03, 2012


 
HOY DESPEDÍ LA ÚLTIMA NARANJA DE TU ZUMO

Hoy despedí la última naranja de tu zumo,
yerma tierra digerí sin dolor y sin fortuna,
cual navío errante en traslación a su destino
las gaviotas del camino desplegaron velas
e izaron señales hacia puertos escogidos.

Yo grumete activo y expectante en la partida
con mis manos soltando las partidas cadenas
que ahogaban mi garganta, que ataban mi futuro.
Ya renace sereno el lúcido horizonte
que nunca alcanzará este obligado viaje
emprendido entre brumas y tormentas
cuando el desierto invadió todos mis mares
y la luna se apagó en noche delirante
a tus pies amarrada en el vacío.

 
Era un atardecer en el Mar Báltico el que me acompañaba en la partida.

10 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Muy hermoso tu poema, expresando de forma inaudita emociones "..entre brumas y tormentas cuando el desierto invadió todos..."
Los visos de nostalgia que trasmites ,le dan una especial belleza.
Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Las despedidas siempre son nostálgicas, no siempre tristes, aunque sí dejan una huella profunda. Dicho tan bellamente, parece que el dolor es menos.
Abrazos.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Despedidas; abandono de un pasado reciente y comienzo de Presente incierto. Recomenzar es vivir, porque siempre hay varios caminos por los que seguir.
Un abrazo, Gaia.

lichazul...elisa dijo...

hay despedidas que son toda un liberación
y qué bueno que así sean

un abrazo y feliz inicio de semana

La sonrisa de Hiperión dijo...

Bonitos le versos.

Feliz tarde de domingo.

Maritza dijo...

Por primera vez no voy a decir nada propio, sino que me quedo con el pensamiento que Elisa deja por tu escrito (incluso tampoco suelo fijarme en lo que otros opinan). Es absolutamente así, aunque arrastremos los pies al comienzo...

Mis besos, y mis abrazos para ti.




http://verbal-maritza.blogspot.com/
http://expresiongraficayverbal.blogspot.com/

antonioe dijo...

algo se vá y tambien algo viene, aunque sea todavia desconocido.
muy bonito poema. un saludo

Sarco Lange dijo...

Naveguemos en barcos incendiados, llegarás a puerto con un sol en cada mano.

Bs.

Aurora García Rivas dijo...

Escribir es, con frecuencia, una catarsis. Siempre es un placer. Aurora G. Rivas

gaia56 dijo...

Gracias André, la nostalgia a veces es bella.
Un beso.

Francisco dices bien parece qie el dolor es menos, pero la amputación es necesaria.
Un beso.

Pedro, por el comienso del futuro cada día.
Un beso.

lichazul, ésta sí es una liberación.
Un beso.

Sí, Maritza lo has dicho muy nien.
Un beso.



Sonrisa, me gusta que te gusten los versos.
Un beso.

antonioe, esperemos que venga...
un beso.

Sarco, que bellas tus palabras, "navegamos en barcos incenciados"..
un beso.

Aurora y que bien sientan las catarsis... pero el pema es algo más.
Un beso.

Mil sonrisas y abrazos ya gracias por paserar mi espacio.