domingo, mayo 27, 2012




CUANDO LA VIDA ES DESAMPARO Y TÚ VIAJAS POR LAS NUBES


Sí, hoy es uno de esos días de mañanas que no nacen, de madrugadas que se eternizan en mis manos, esos días que tu piel no me pasea y el sol amanece mucho más despacio porque la niebla todo lo rodea y no me deja ver si existirá una luz al final de cada día; sí, esos días como sombras que deslizan por el Nilo falúas cargadas de plomo y en los que el dorado desierto es más yermo porque lo han abandonado los reptiles.

Sí, esos días como anclas que me impiden respirar, esos días que no tengo más remedio que auparme en la luna que no sale y en la espuma de los besos que no existen y sembrar de margaritas todo el suelo y agarrarme con mis manos a tu pelo para volar cometas por el cielo y sonrisas en la calle.

Sí, hoy es uno de esos días que la vida es desamparo y tú andas por las nubes como si fueras el vacío de mis ojos.


 
 
Los Picos de Europa desde el bosque de Peloño, en Ponga, son un buen refugio para estos días.

17 comentarios:

lichazul...elisa dijo...

días en desamparo son para clavarlos al olvido

ya bajará de las nubes el que provoca sensaciones en ausencia
y de seguro en un abrazo todo mejorará

sentida y preciosa prosa Gaia

Maritza dijo...

Un poquito de atención urgente, y ser acogida,tal vez sólo darle un enorme abrazo y en silencio contenerla...eso es lo que necesita esta hablante, en esos días, que creo todos conocemos...

"esos días como anclas que me impiden respirar"...son unas palabras muy bien logradas; justamente eso es lo que se siente, esa pesadez en el pecho, ese agujero negro y denso, que ojalá nunca sufriéramos.

Abrazos miles.
Hermoso texto, amiga.
Como digo a veces: hermosamente triste.

Besos para ti.

Maritza dijo...

Te dejo invitada:

http://verbal-maritza.blogspot.com/

http://expresiongraficayverbal.blogspot.com/

Besos!

Francisco Espada dijo...

Conozco esa sensación de vacío, de desamparo; se requiere un bastante de fuerza de voluntad para superarlo, pero si no es posible, mañana seguro que nos trae otro menú más suculento.
Un abrazo.

Sarco Lange dijo...

Viajemos todos hacia las nubes incandescentes. Veremos a nuestros abuelos navegar sus barcos de algodón. Y también sabremos que no todo está perdido.

Besos.

Ligia dijo...

Seguro que vendrán días mejores... Abrazos

Ligia dijo...

Seguro que vendrán días mejores... Abrazos

Katy dijo...

Hay días y días en los que uno está más sensible y le salen unos hermosos versos como el has escrito.
Hoy es uno de esos días.
Bss y feliz semana

beker dijo...

Un día sin duda para recuperar y una vista para enmarcar, para dejar que vuele la tristeza.

Abrazos !!!

Tino dijo...

El vació de tus ausencias, lo llena la inmensidad de la panorámica que nos regalas.

Estaría bien que puedieras contemplarla abrazada a ese que anda despistado entre las nubes.

Un cariñoso abrazo, querida amiga.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

"Sí, hoy es uno de esos días que la vida es desamparo y tú andas por las nubes como si fueras el vacío de mis ojos".
Hay días tan plácidos, como también lánguidos. Un abrazo. carlos

Pablo Saldaña dijo...

Ese horizonte, blanco y azul, parece más de esperanza de que de desespero. Pero si los ojos que lo contemplan, arrastrados por la melancolía se empeñan en verlo gris...
Besos.

Samuel Rego dijo...

Por contraposición, queda claro que los días esperanzadores son mucho más numerosos.
Soberbio este poema prosado.

Un abrazo

MentesSueltas dijo...

Exquisito poema... un placer leerte.


Te abrazo
MentesSueltas

antonioe dijo...

bueno lo mejor de esos dias es que siempre alumbran otros llenos de amor y alegría...
un beso estimada poeta.

delfin en libertad dijo...

Me ha encantado leerte. Hermoso, muy hermoso!!! Abrazos!

alkerme dijo...

Precioso, pero el dolor que destila se parece a cuencas de ojos vacíos.

Saludos,