domingo, abril 01, 2012


EL BESO DE RODIN



Amor apasionado,
fusión de cuerpos
que empiezan y acaban
en si mismos,
torsos fundidos
en éxtasis sublime,
entregados al beso
eterno, momento
que todo lo diluye.

14 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Es cierto el beso es ese eterno, momento que todo lo diluye.
Preciosos versos, Gaia.
Un saludo.

TORO SALVAJE dijo...

Una explosión de magia en ese beso.

Toni Barnils dijo...

Así es y debe ser suficiente, todo en un aparente simple beso, donde dos conforman el todo en el amor.

mi beso

Fernando dijo...

He contemplado varias veces esta maravillosa escultura y he estado muy cerca de sentir lo que tú tan bellamente expresas en tu poesía. Gracias, poeta.

Francisco Espada dijo...

Un poema y una imagen tan compaginadas que parece que se buscan para confundirse.

Arantza G. dijo...

Con un beso, sobran las palabras.

Mª Jesús So dijo...

Es que no es un beso... Es El Beso! Con mayúsculas!
Y el poema lo transmite.

Samuel Rego dijo...

Un beso aún de piedra, conmueve.
Un abrazo y un beso...fraterno

beker dijo...

Un momento, para hacerlo eterno...


Abrazos

Eusebio dijo...

frío mármol para el ardor de tus versos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me ensalma esa conjunción de verso y escultura, para proyectar una pasión y un gesto amoroso. UN abrazo. Carlos

delfin en libertad dijo...

Un engranaje visual de sensaciones bellamente descrito. Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Fundidos en la piedra eterna de un latido.

Besos.

Juglar dijo...

Ya te lo dicen antes.
No es un momento, es el momento único e irrepetible.
Me encanta esa escultura. Contemplándola sobran las palabras.
Un abrazo.