martes, septiembre 26, 2006



SILENCIOS

I
En silencio elijo
mi siguiente silencio
y el paso del silencio
me elige a mi.

II

Prendida en silencio
mi mirada
en aquel plato vacío
donde apuraste
las últimas frases
de esta primavera.


III
Silencios limpios,
puros, albos

de camino
en construcción.

IV

Silencios negros,
arropados invisibles,

mueren en silencio
esperando el turno
de mil lágrimas
derramadas.


V
Silencios ausentes
cuando entra en vena
la melancolía,
lenta, irremediable
en los días grises
que oscurecen
mil lunas de abril.



La fotografía corresponde a la Playa de San Lorenzo en Gijón.

11 comentarios:

Patus dijo...

A veces no nos queda otra cosa que elegir el silencio...contado tan bellamente parece menos doloroso.
Un abrazo

las alas del ostrero dijo...

¿Por qué estás siempre preparada para atrapar las imágenes más hermosas? Bonita foto y bonitas palabras.

pies diminutos dijo...

Ssssssssshh!!!

Lluna de foc dijo...

Que fotomás preciosa y las palabras. El silencio, es un concepto abstracto porque a veces puedes estar rodeada de ruido y griterío pero tu estar en silencio. El mayor silencio que escuché jamás fué en el paritorio,los segundos que preceden del nacimineto de tu hijo/a hasta cuando rompe el llanto, son milésimas de segundo pero el silencio es espectacular, además rodeado de paz.

El detective amaestrado dijo...

Quiero escuchar cuando me llamas en silencio...Enhorabuena por esos poemas

gaia56 dijo...

Patus el silencio muchas veces no es doloroso, sino necesario. La soledad es a veces más dolorosa que el silencio.

Gracias alas del ostrero... me alegra que te gusten las imágenes. Últimamente estoy escribiendo silencios

Pies diminutos...detrás de ssssssshh me asale decir "Silencio el fado canta".... es una frase que se escuha en las tabernas de Lisboa cuando un fado comienza a sonar.

Gracias por ttraer a mi espacio ese maravillosos silencio previo al brotar de una vida.

que bonito detective... escuchar cuando me llamas en silencio...

Trapi dijo...

Enjoy the silence.

Me vuelve loco Gijón. Sólo he estado un par de veces pero me encantó.

Saludos

Tomás dijo...

Se van notando los efectos del otoño en el alma y en los versos de la poetísa, rodeados de un silencio multicolor que parece surgir de la imagen que nos regala de la playa de San Lorenzo, evocadora quizá de silencios que acerca el oleaje.
Me quedo con la primera estrofa.

Javier López Clemente dijo...

La de veces que me ha faltado mi silencio. Un poco de silencio ante tanta verborrea.

Paula dijo...

para mi el silencio es el compañero inseparable, al que busco cuando no puedo más
y al que otras veces busco, simplemente porque tengo ganas de jugar un poco

bellísimo poema gaia

un abrazo

gaia56 dijo...

Trapi... Gijón atrapa, no lo dudes.

Tomás yo también me quedo con el primero, aunque también el tercero. No creas me resisto a entrar en el otoño, me entra la melancolía a pesar de sus dorados amarillos.

Tienes razon Javier necesitamos el silencio sustituyendo a tanta verborrea...

Paula jugar con el silencio, buscarlo, necesaria aventura.