jueves, diciembre 29, 2005




Habitación de hotel. 1931
Edward Hooper.

Exposición temporal: Mímesis. Realismos modernos (1928-1945).
Museo Thyssen-Bornemizsa.
Madrid.





Este cuadro me apasiona, esta habitación me retiene la mirada, me atrapa la mente, no me deja continuar la visita, me sitúo en el personaje y escribo... dos versiones.



ESTA NOCHE ME DETENGO, PIENSO.

La ronda del amor y desamor hoy me corteja.
Las maletas esperan el final de este cortejo,
mis hombros sienten el peso de la duda,
leo lentamente y pienso.
La encrucijada frente a mí,
ubicada en unas simples letras
de papel impreso entre mis manos.
Ordenada mi ropa,
mi sombrero en espera,
hoy no huyo, pienso.
El amor abrirá la puerta,
iluminará el día, me encontrará
expectante a su llegada.
El desamor cerrará la puerta,
me refugiaré en mis nubes,
fuera seguirá la noche.

No me moveré hasta que sea yo
quien mueva mi vida,
abra el día o apague mis noches.
Esta noche me detengo y pienso.



ESTA NOCHE ME DETENGO Y SIENTO

Las manos vacías descansan mi regazo,
el agua se escapa a cada nueva mirada.
El fuerte roble de mi voluntad entregada
no compensa la despedida que hoy siento.
Desnudo mi cuerpo, imprecisa mi mente,
una inconsciente bruma me penetra,
la quietud me invade e impide el movimiento.
Ensoñaciones vienen a mi encuentro,
indiferentes a la clara luz que nos inunda.
Pasan ante mí lúcidas imágenes,
títeres sin hilos ríen, lloran, desvanecen.
Sé que no vendrá el día a despertarme,
ni hoy vendrá la luna a acunarme,
sólo soy lo que soy en este instante
intentando sujetarme a cuencas vacías
para seguir un camino en esta vida
aunque sé que el precipicio es la única salida.

Trato de pensar y me detengo,
pero no pienso y siento.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

tal vez detenerse a pensar sea lo más inteligente
interesante espacio

asturiana dijo...

QUIZAS PUEDA VERLO EN VIVO, YA QUE ES UN CUADRO QUE HIPNOTIZA... la reflexion y la despedida, quizas?