domingo, diciembre 18, 2005









Amanece Madrid y el Jardín Botánico despliega su paleta de verdes perennes y dorados caducos...

2 comentarios:

ASTURAINA dijo...

LA NATURALEZA EN MEDIO DE LA CIUDAD... PERO SIN PODER EVITAR EL CRECIMIENTO URBANO... LAS GRUAS YA FORMAN PARTE DEL PAISAJE DE CUALQUIER CIUDAD...

gaia56 dijo...

Es el lujo de una terraza en Madrid... con la luna llena enfrente, el frío amanecer entre brumas por encima de los tejados y el dorado atardecer reflejado en el alma... el abrazo verde y caduco completa la escena