martes, abril 20, 2010
















EL CIELO ME REGALÓ A RENÉ MAGRITTE ESTE FIN DE SEMANA

Somos como hormiguitas en nuestro universo. Este fin de semana atrapada en Bruselas pensaba como una nube de polvo que nos escupe un volcán da al traste con nuestra organización de trasporte aéreo. Y es que construimos artefactos, elaboramos complicado programas para controlar los múltiples artilugios y aviones con los que invadimos constantemente el cielo terrestre, pero la naturaleza se encarga de recordarnos lo frágiles que somos frente a ella.

De cualquier forma no es mal sitio Bruselas para disfrutar empezando por el Café La Fleur en Papier Doré, donde te encuentras una foto de los tertulianos ilustres del surrealismo bruselense Marcel Marien, Camile Goemans, Irene Hamoir, Georgette Magritte, Elt Mesens, Louis Scutenaire, René Magritte y Paul Collinet. Este antiguo café es el escenario cada mes de un encuentro poético y otras manifestaciones culturales que quisiera compartir.
La visita al Museo Magritte es el segundo lujo que aproveché. Más de una centena de obras del genial artista expuestas cronológicamente y con todo tipo de explicaciones contextuales y didácticas. Una exposición de los maestros del Simbolismo completó la visita.

Cervezas en Grand Place, paseo por el mercadillo de Jeu de Balle, el centro de arte contemporáneo Wells y la estupenda gastronomía del conejo a la cerveza, los mejillones, los americaines, esa especie de bolas de carne picada con salsa, completaron los dos días de espera antes que la normalidad del día a día volviera a su cauce.

20 comentarios:

Fernando dijo...

Durante cinco años viajé muchas veces a Bruselas para reuniones con los directivos de una empresa americana para la que trabajaba. Me pareció una ciudad hermosa y muy internacional (quizás por el ambiente profesional en el que me movía). Al mismo tiempo, pude visitar muchas ciudades y pueblos maravillosos en Bélgica. Pero, quizás por la edad que yo tenía en aquellos momentos, con lo que más disfrutaba era comiendo los maravillosos mejillones de la Grand Place. Un saludo cordial y gastronómico.

Katy dijo...

Buen sitio para quedarse atrapado. Veo que has aprovechado el tiempo. estuve unos dias y lo conozco
Amena entrada a pesar de los contatiempos. Como se suele decir, "al mal tiempo buena cara"
Un abrazo

Terly dijo...

No sabes lo que daría yo por quedarme atrapado en Bruselas.
Estando en Köln (Alemania) me acerqué a conocer Brugge, que me encantó, pero por falta de tiempo no pude llegar hasta Bruselas, quedándome con las ganas de visitarla.
Gracias por tu presencia y comentario en mi blog.
Un beso.

Juan José Romero M-E.
.

ybris dijo...

Una suerte que estuvieras en Bruselas atrapada.
Pero seguramente habrías hecho lo mismo en cualquier otra ciudad.
Hay gente que se desespera y maldice mientras que otras saben aprovechar las ocasiones.
Y eso está más allá de los contratiempos porque es un modo de mirar que nadie ni nada puede arrebatar.

Besos.

anamorgana dijo...

Buen sitio.No hay mal que por bien no venga.
Aun hay personas que creen que lo controlan todo a pesar de los avisos cada vez más abundantes con que la tierra nos avisa. Somos pasajeros por ella no sus dueños.
Besos

Esmeralda Martí dijo...

Pues no perdiste el tiempo, amiga. Supiste salir bien del atolladero disfrutando de placeres espirituales y terrenales: cervecitas, museos, literatura... No hay mal que por bien no venga.
Una pena, sí, que seamos tan avanzados y tan frágiles. El ser humano es un capricho a manos de la naturaleza inmensa.
Me alegro de que todo acabara bien. Besitos, guapa.

madroca dijo...

Me gusta tu manera de afrontar ese ontratiempo aprovechando de esa manera tu tiempo, que bella ciudad es la que te acogió.
Y también me parece muy certera esa reflexión de lo frágil que es toda nuestra evolución técnica cuando de repente descubrimos que un volcán a miles de Km paraliza en un segundo todo nuestro entorno globalizado.
Un saludo

beker dijo...

Pues mira, no hay mal que por bien no venga, pudiste disfrutar de muchas cosas y ademas interesantes; es un país que me gustaría conocer. Besos

Candi dijo...

A mí lo que me das es envidia.
Interesantes esas actividades que pudiste hacer a pesar y por el volcán.
Seguro que no se te olvidará nunca.
Besos y a disfrutar.

Marisa dijo...

Quedarse atrapado en
Bruselas es un lujo,
fuí de viaje hace seis
años y me gustó mucho,
aún parece que al recordar
la Grand Place me venga
aquel olor exquisito
a chocolate.

Un gran abrazo

sandocan en bicicleta dijo...

fianalemente un blog viajero similar al mio, que alegria. Bruselas es un hermoso lugar.
me gusta como describes las cosas.
espero con ansias el proximo post.
un saludo en la lejania.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

No está mal el lugar para quedarse atrapado, uno de mis hijos se quedó encerrado en milan...
Besotes

Eusebio dijo...

Tu temereces regalos del cielo... y de la tierra,luminosa gaia. BESOS

gaia56 dijo...

Muchas gracias amigos paseantes de mi espacio.
Veo que habéis cogido el verdadero sentido de mi post. Soy positiva y efectivamente supe aprovechar esta ocasión.

Fernando coincido contigo en la percepción sobre Bruselas. Aunque mucha gente la pasea sólo para reuniones rápidas pero es cierto que tiene rincones maravillosos. estoy de acuedo contigo en cuanto a los mejillones y la gastronomía excelente de la zona.
Un beso.

Pues sí Katy "al mal tiempo buena cara".
Un beso.

Terly, Juan José, pues te entiendo y tal como anda el cielo tal vez puedas quedarte atrapado algún día.
Un beso.

Ybris, pues si, en cualquier otra ciudad hubiera intentado aprovechar y disfrutar el momento. Soy curiosa y me gusta aprender y asombrarme.
Un beso.

anamorgana, efectivamente , somos pasajeros en este viaje por la tierra, aunque lo olvidamos.
Un beso.

Esmeralda siento muchísimo haberme perdido vuestro recital, me dijeron que estuvo fantástico.
¿vas mejor? Tengo ganas de verte.
Un beso.

madroca, pues de acuerdo ne las dos cosas, frágiles ante la naturaleza... pero siempre positivos.
Un beso.

beker tamnbién a mi me encantaría conocer más en profundidad la zona rural belga. ¿nos animamos?
Un beso.

Candi te en cuenta que yo souy muy positiva y que intento convertir los malos ratos en alegres. pasé algún momento desesperante con el incidente pero he de decir que sólo alguno.
Un beso.

marisa ¡1ué decir del chocolate beñlga! pero también de las cervezas, de sus platos de liebre, y de otras carnes, de sus salsas.. en fin.
Un beso.

sandocan pues también me encantó tu blog. No siempre son viajeros mis post. Espero que nos leamos mutuamente.
Un beso.

Mª Angeles pues si no es mal lugar Bruselas para quedarse un ratito aunque Milán tampoco lo es.
Un beso.

Gracias Eusebio. La vida es un regalo cada día.
Un beso.

Mil sonrisas y abrazos, los besos los dejé en vuestra ventana.

Mariadolcas dijo...

Con estos regalos se rompe muy bien la monotonía. Maravilloso contratiempo que la Naturaleza puso para tu disfrute. Gracias por transmitir tu experiencia. Besitos

anabel dijo...

Envidio tu suerte y ya que las circunstancias te mantuvieron en esa ciudad, fue todo un lujo disfrutar y ver el lado positivo.

Un abrazo y que tengas un buen fin de semana.

Esmeralda Martí dijo...

Feliz día del libro, entre renglones y palabras valientes.
Un beso

gaia56 dijo...

Gracias a ti Loli por leerla y disfrutar con ella. Nos vemos en un rato y a leer poemas.
Un beso.

Efectivamente Anabel un lujo poder disfrutar de todos los rincones de la vida.
Buen fin de semana para ti también.
Un beso.

Esmeralda feliz día del libro para ti también. ¿Mañana nos veremos?
Un beso.

Mil sonrisas y abrazos.

Mª Jesús So dijo...

Voy a decir algo que no dicho nadie:

¡No hay mal que por bien no venga!

¡Bienvenida!
(Tampoco eran necesarios tantos regalos del cielo)

P.D. ¿Trajiste bombones?

gaia56 dijo...

Efecticvamente... tú lo has dicho.
Y sí, traje bombones y ya no me quedaba ninguno apra llevarlos ayer a la reunión del grupo.
Un beso.