sábado, noviembre 28, 2009



NO DESPERTÉIS A LA MUERTE

No despertéis a la muerte
que tranquila nos aguarda
y puntual a escena lleva
al que pasa por delante.

No molestéis su descanso,
por qué adelantar la partida,
a qué trocar esta vida
por la nada en un instante.

Nadie vuelve de su encuentro,
nadie camina a su lado,
sin que pague el buen peaje
de la ausencia permanente.

No despertéis a la muerte,
dejad que raudo circule
el cauce de vida y sangre,
dejad que crezcan los niños
en los brazos de sus madres,
las flores y mariposas
del rocío se amamanten.

No despertéis a la muerte
dejad que pasee el lince libre
y el hombre con sus cadenas,
dejad que nos bañe la luna,
que nos susurre al oído
y nos engañe serena.

Dejad que tarde la nada,
no despertéis a la muerte,
dejad que viva la calma
efímera de la espera.

21 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Muy bello...ha sido un placer amanecer con tus versos llenos de inspiración..mucho cuidado, no descuidemos a la muerte.

Gracias por compartirlo.

Cálido abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Un placer leerte siempre..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes de tu fin de semana...

Esmeralda Martí dijo...

Deja a la muerte durmiendo ... todavía.
Besitos. Serena reflexión, como siempre.

Jesús Arroyo dijo...

Ella ya sabrá cuando acudir. De momento, mejor ni nombrarla.
¿Qué tendrá que tanto la escribimos?
Besos.

Candi dijo...

Es una poesía bellísima.
Cúanto me gustaría saber expresar esos sentimientos, como tú y esos compañeros de poesía.
Yo leo y releo y cada vez me gusta más.
Un beso

gallaecus dijo...

I like

anabel dijo...

Es una cita ineludible, pero no hay por qué desear su presencia...llegará en el momento preciso.
Un abrazo y gracias por tu visita.

Nayuribe dijo...

Definitivamente no tengo ni pizca de ganas de despertarla... la vida es muy linda para querer ir a llamarla con urgencia...
besitos :D

gaia56 dijo...

Gracias Paco, el tema de la muerte suele ser un tema que no toco en mis poemas, es como que "no quiero despertarla, de verdad"
Un beso.

Lo mismo te digo Adolfo. Un placer leerte.
Un beso.

¡Ay, Esmeralda! dejemos que siga durmiendo. Ya sabes que es un tema para la reunión del grupo Encadenados de diciembre.
Un beso.

Eso es verdad, que tendrá que tanto la nombramos. La verdad Jesús es que ronda siempre cerca.
Un beso.

Candi si vienes alguna vez por Asturias estoy deseando conocerte. Tú manejas también tus bellas palabras .
Un beso.

Gallaecus, dos veces seguidads "I like"?
Está desconocido este crítico.
Un beso.

Anable exacto no llamemos que ella vendrá oportunamente. ¿Pero algún momento es el oportuno?
Un beso.

Nayuribe te puedo asegurar que yo también quiero dejarla muy dormida.
Un beso.

ABrazo y mil sonrisas, gracias por pasear mi espacio.

Pablo Saldaña dijo...

Un poema bello y triste a la vez, en el que la rima aparece en algunos versos tiñéndolo de nostalgia, de sabor a poesía de mi adolescencia, de recuerdos beckerianos.

nICO dijo...

Que guapo. Me encantó, me encantó! Nos vemos en breve. Ja hecho mucho de menos a gijón, a tu hospitalidad y a la "levanta muertos" (no "levanta muerte" - esa que se quede dormida)... Un beso enorme. nico

nICO dijo...

Que bien que podré estar aí. Gracias. Un besin

gaia56 dijo...

Gracias amigos por pasear mi espacio y dejar vuestros comentarios.
En realidad este poema, mis dos últimos poemas han sido premoniciones, o más bien la expresión de mis dolores que van por dentro. Ya véis, la muerte ha despertado y se la ha llevado alguien muy importante para mi.
El dolor de las palabras es más presente esta vez y más sentido. En este caso el poeta no puede ser un fingidor. Y siento no tener la magia para que mis humildes versos puedan abarcar los sentimientos
Gracias por leer.

irene dijo...

Bonito poema. Andemos de puntillas para no despertarla, ojalá durmiese muchos años para todos nosotros.
Un beso, Gaia.

irene dijo...

Leo tu comentario Gaia, lo siento mucho, la muerte es cruel, no perdona.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Eso.
Que no la despierten.
Que pasen los años y las estaciones, las alegrías y las penas.
Pero que nadie la despierte.

Besos.

La cónica dijo...

¿quién la acuna, a la muerte?
¿quién le toma la mano?
¿quién le canta una nana?
¿quién le baja la luz?

Rafael Castellar das Neves dijo...

É...a única coisa certa e irreversível...

Abraço...

beker dijo...

A la muerte, la espalda; a la solidaridad, todo nuestra energía. Un abrazo

caracolquiscol dijo...

sssss... no la despertemos, no, pero jamás podríamos olvidarnos de ella. la muerte es la que da valor a esta vida, a lo jorge manrique es la única que nos trata por igual y ella nunca nos mintió cuando nos dice Carpe Diem.
algo así como: aprovechad, que mañana llueve!

Un abrazo. Te quiero mucho Gaia

nICO dijo...

Pues Saramago tiene un livro, "As intermitências da morte" en que ficciona que la muerte decide no matar. Y es un escenario dantesco lo que ocure... El libro no me gustó mucho, pero la idea es muy interesante.
Me gustó mucho más tu poema!
Un beijinho!