sábado, noviembre 15, 2008



SACO DE MINUTOS BALDÍOS

Fluye el agua en vertiginosa
carrera creciente de torrentes,
no repara en aquel verde musgo
que hoy, seco, no acaricia,
el cauce no remansa, avanza
inquieto por cumplir el tiempo
rápido de hundirse en la vida.

Hoy tu piel fresca está escondida
en el arca de mis espejos rotos
y mis tiesas trenzas juveniles
no remueven suaves remolinos
de libertad recién conquistada.

En el saco de minutos baldíos
vivimos ajenos sin enterarnos
que la sangre no detiene el paso,
sin saber que el regazo no abraza
los abrazos que no has regalado,
que el agua ya no mueve molinos
de luchas que tú no has comenzado,
que el camino no devuelve nunca
la piel y las trenzas olvidadas
que el destino no haya rescatado.

El tiempo con su marcha voraz
agua y piel, trenzas, abrazos,
sangre, cual escorzo de Saturno
feroz, a sus hijos ha devorado.
Sigo paseando otoños, recreándome en la naturaleza, jugando con endecasílabos, esperando que puedan filtrar las añoranzas del paso del tiempo. La fotografía de esta pradera al atardecer la hice en el Collado de Arnicio, cerca de Infiesto. Asturias.

36 comentarios:

Montxu dijo...

La realidad del tiempo otoñal, mexclado con los nuestros sentiemientos época de una tenue luz natural y personal....


Agur un saludo.

Carlos dijo...

El bello paisaje de Asturias puede ser descripto en cualquier tipo de métrica. Asturias y el otoño, casi dos espejos enfrentados.

Un beso.

ybris dijo...

Es un consuelo que traigas en fotos y en poemas esos paisajes adorables que tanto me atraen.

Besos.

mia dijo...

Tú pintas el otoño

con los colores más cálidos,

le enciendes su enorme faro

y hasta lo inhóspito haces logro!

♥♥♥besos♥♥♥

moderato_Dos_josef dijo...

Ahhh!!! He estado por ahí, cerca de Infiesto y en Infiesto mismo. Bellos parajes, bellísimos, la fotografía habla por si misma. Un saludo!

pati dijo...

Preciosa poesía, Gaia.

Sigue llenando ese saco, que yo quiero ver cómo van saliendo todos esos minutos baldíos...

Besos :)

Miguel Ángel Y. dijo...

Blog precioso:::poema delicado y sensible...Me alegro de saludarte en tu pàgina.

LOBITO dijo...

Me gusta, y sobre todo me gusta... donde se esconde "esa" tu piel fresca.
No puedo olvidar la fotografía, es hermosisima. Fascinante.
Un beso.

Terly dijo...

Dichoso tiempo que no hay posibilidad de frenarlo un poquito.
Precioso poema, Gaia, pero juegas con ventaja por los maravillosos paisajes de Auturias que hacen bajar a las musas del Helicón para pasearse por ellos.
Un beso.

Alatriste dijo...

Pues sigue paseando de forma tan especial, porque los poemas que nos regalas son una maravilla.
Un beso muy fuerte y feliz fin de semana.

El éxodo dijo...

Sí, agua pasada no mueve molinos -que dice el refranero-, pero, a veces, su rumor lejano perdiéndose río arriba -se equivocaba Jorge Manrique, el fin del tiempo no está en la mar, sino en las fuentes de alta montaña- tiene el poder de despertar nuestros sueños. O nuestras peores pesadillas.

Un abrazo.

Noray dijo...

Precisamente ahí está el dilema, "filtrar las añoranzas del paso del tiempo".

El paisaje de Asturias es ya un gran poema

Un beso

Jesús Arroyo dijo...

He leido tu poema, una y otra vez. Lo instalo en el prado de la fotografia y... suspiro.
Besos.

Pablo Saldaña dijo...

Leo el poema y lo degusto contemplando el verde prado que lo acompaña.Y la mirada se pierde en la frondosidad del fondo mientras el tiempo, ¡ay el tiempo!, pasa de forma inexorable.

Arcángel Mirón dijo...

Yo agradezco que sigas paseando otoños, y que los compartas aquí.

santiago dijo...

hermoso poema que he leído, un placer pasar por tus letras.
Bello Asturias, vecina de cantabria y hermosas ambas

Blue dijo...

paisajes que recrean el alma y recgocijan el espíritu en cada verso. abrazos y feliz semana
Blue

Gustavo dijo...

Hay otoños en tus letras, ciertamente.
Pero aquí, la primavera es tan fuerte que no me deja pensar en otra cosa.
Saludos sureños.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que belleza de poema, ríos que nunca se devuelven, la sangre que no detiene el paso, el agua que no mueve molinos, trenzas de niña ilusionada, naturaleza viva en nuestros poemas.

Bello, bello. Me hizo sentir el poema en lo más profundo del alma.
Saludos

TOROSALVAJE dijo...

El tiempo es insaciable. Nunca tiene bastante.

Todos somos su comida.

Besos.

Sara dijo...

Pradera totalmente asturianina, que recuerdos tan a flor de piel, de mi Asturias adorada y añorada.Yo proximamente, en otro de mis tantos paseos otoñales, iré a la Viescona a embriagarme de otoño asturiano.
Un besito Gaia

Alejandro Caveda dijo...

He estado un tiempo ausente de la Blogosfera por trabajo, pero veo que tu blog sige viento en popa (como siempre) y cada vez con más fieles seguidores, entre los cuales me reafirmo. Salu2 y un fuerte abrazo ;)

Lamia dijo...

A mí me está devorando este mes de noviembre.

gaia56 dijo...

Queridos blogeros que paseáis mi espacio, estuve toda la semana bastante liada sin poder contestaros.

Montxu, ¡bienvenido! este tiempo toñal da para hacer muchos repasos a la vida.
un beso y agur.

Carlos, la métrica no suele ser la forma en que ordeno mis versos, pero esta vez los endecasílabos me llamaban. ¡bienvenido!
un beso.

ybris, que maravilla que vuelvas a estar por aquí. Tengo muchas más fotos.. te enviaré alguna.
un beso.

mia, tu pintas dulcura con tus palabras.
un beso.

moderato, me alegra que reconozcas el

pati ¡bienvenida! ah¡ el saco de los minutos baldíos tiene muchos usos.
un beso.

¡Bienvenido, Miguel Angel Y! Espero verte mucho pasear por mi mundo.
un beso.

Gracias lobito, la luz del inicio del atardecer da mucha fuerza a la fotografía.
un beso.

terly no te creas que no tengo tanto tiempo para disfrutar el paisaje, ya sabes el tiempo que no se sabe cómo diablos corre tanto.
un beso.

alatriste, qué alegría que sigas escribiendo.
un beso.

¿el fin del tiempo está allá arriba dónde nace el agua, en als fuentes de la alta montaña? interesante mirada.
un beso.

noray ahí es nada... filtrar las añoranzas... a mí a veces me invaden como un torrente que acaba de nacer.
un beso

gaia56 dijo...

jesús me encantaría escuchar ese suspiro.
un beso.

pablo te aseguro que esta pradera no es mal sitio para contemplar el paso del tiempo.
un beso.

arcangel gracias a tí por pasear conmigo y compartir espacios y palabras.
un beso.

santiago tú tan cerca también disfrutas de las verdes praderas del norte.
un beso.

blue gracias por el regocijo con el verso, las praderas para compartirlas.
un beso.

gustavo cuéntanos cómo es tu primavera.
un beso.

roy gracias por sentir el poema.
un beso.

TORO, sí, insaciable tiempo... nunca tiene bastante, nunca nos deja respirar un poquito más.
un beso.

sara disfruta del otoño asturiano... si pasas por Gijón ya sabes donde tienes un sitio.
un beso.

querido ASlejandro, ya sabes sigo en mi estilo, fotografías y poemas, de vez en cuando algún comentario.. en fin que curro mucho y tengo poco tiempo.
un beso.

Lamia, es que algunos noviembres parecen trimestres enteros.
un beso.

amigos miles de sonrisas y abrazos, los besos ya os los dejé a cada uno en su ventana.

Beauséant dijo...

verde verde verde..

jop que nostalgia y que contraste con el gris del asfalto...

Gilbamar dijo...

Que bela estação o outono, tempo em que as árvores se renovam para continuar o ciclo da vida.

Fiquei feliz com sua visita e espero que ela se repita sempre. Quanto a mim, já fiquei fã do seu esplêndido blog.

Deixo meu abraço amigo e fraterno.

Fernando dijo...

una mirada y su silencio pueden conservar un trozo minúsculo de eternidad...te beso.

begoyrafa dijo...

¿Sabes qeu yo soy de Caso, y que la Collada de Arniciu es uno de los apisajes de mi infancia?
Buen poema Gaia, buem poema.
Un abrazo
Rafa

c valente dijo...

Passei e deixo saudações amigas

Alatriste dijo...

Espero que tu otoño siga siendo favorable a tus intereses y que no pases demasiado frío. Un beso muy grande, amiga y te deseo lo mejor. Espero leerte pronto.

Jesús Arroyo dijo...

Mis pies mojados por un otoño astur... ¡delicia!

tan versátil como acústica dijo...

no sé por qué la escritura sobre estaciones se ha abandonado.

gaia56 dijo...

Beauseant, es cierto que gris es el asfalto y cuando necesitamos el verde.
un beso

Gilbamar, yo también pasearé tu espacio. Bienvenido a esta casa.
un beso.

Fernando, efectivamente esta imagen guarda la mirada de un instante suspendido.
un beso.

begoyrafa. No sabía que fueras de esta zona. La Collada de Arnicio es uno de mis preferidos paisajes asturianos.

c.valente, bienvenido, compartiremos alegrías y saudades.
un beso.

alatriste mi otoño tiene sus altibajos como todas las estaciones para todos.
Espero que tú estés feliz.
un beso.

jesus arroyo, tus pies estarían mojados, sí, estos días llueve.
un beso.

tan versatil como acústica, creo que el otoño es una de las estaciones más recurridas para escribir, el invierno ya es demasiado contundente y explícito y el verano parece que requiere vivirlo intensamente.
un beso.

Gracias a todos y todas por viajar a mi espacio donde siempre sois muy bienvenidos. Mil sonrisas y abrazos.

LUISA M. dijo...

Preciosos el poema y el paisaje.
El cambio estacional va marcando el paso del tiempo en nuestra vida.
Me encantó Asturias cuando la visité hace unos años y conocí algunos de sus pueblos y sus bellos parajes.
Saludos.

Ventana indiscreta dijo...

Conviene perderse muchas veces dentro de un tiempo baldío, que, como en la tierra, no esté cultivado. Son los mejores tiempos, los que más dan de sí.
Saludos, tierra.