domingo, noviembre 09, 2008



ME ASOMÉ, OTOÑO

Me asomé, otoño,
a una esquina de tu calle
para ver si aún quedaban
los aromas de sus besos.

Recorrí la autopista de la vida
atenta a sus señales,
sin su cálida presencia.

Pregunté al algodón suave
que quemaba mis mejillas
en aquel rojo atardecer.

Lo busqué en la oscura luz
del alba dónde vive escondido,
en el eco de caricias venideras,
en reflejos de vidrieras cada día.

No encontré más que el suelo
de mi fuerza interior rota,
desgajándome. Me acuné
con el manto anaranjado
que cubría mis heridas.

Navego acompañada de mi misma,
cabalgo unicornios por valles y praderas,
vuelo por encima de las nubes,
nado océanos de sábanas azules,
descubro porque la luna de abril
apasiona aún mis añoranzas,

y sigo buscando su luz
en mí misma, en soledad,
mi compañera.

16 comentarios:

mia dijo...

oh!!!

Gaia la belleza lleva tu nombre

en todas las estaciones,

tú las habitas con tus esplendores!

Gracias y besos

moderato_Dos_josef dijo...

Muy bonito! Observo que sigues paseando por esos bellos caminos...me gustaría no dejar nunca de hacerlo. Un abrazo!

Anónimo dijo...

Hay fuegos que núnca se apagan y rescoldos retorcidamente calientes que queman nuestras entrañas y el otoño respira calor de chimenea y cuerpos que se caldean entre sábanas azules y mares de pasión. Felíz otoño para todos los que vivan con sus rescoldos.
toyotin

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Recuerda que el otoño será primavera pronto.
Besos.

gaia56 dijo...

mía, mía que positiva eres. Tú si que habitas en los esplendores.
un beso.

moderato, más que seguir paseando me refugio en los colores de la primavera porque con la que está cayendo últimamente creo que no hay sitio mejor.
un beso.

anónimo toyotin, ¡qué decirte de ausencias que tú no sepas!. Pero no puedo estar de acuerdo porque no se puede ser feliz viviendo de rescoldos.
un beso.

eso espero jesús a que luzca radiante la primavera, aunque aún nos falta un poco ¿no crees?
un beso.

mil sonrisas y abrazos paseantes de mis otoños y de mi espacios. Los besos los dejé en vuestra ventana, no tenéis mas que abrir y cogerlos.

Montxu dijo...

Hermosa, triste, melancolica poesia y como no bella, muy bella.

cabalgando unicornios por valles y praderas, me encanta....

Gracias por tu paseo, nos leemos..

Agur un saludo.

Gustavo dijo...

Me gustó la imagen de navegar sábanas.
Le mando un saludo desde la ciudad del otoño.

Lamia dijo...

También la soledad me acompaña... aunque podría prescindir de esa compañera.
Precioso el poema.
Besos de noviembre

Arcángel Mirón dijo...

Ay, Gaia, amo el otoño. Esta primavera de aquí viene agresiva, como una amenaza: "ya verás cómo será el verano de insoportable", parece decirme.

Alatriste dijo...

El invierno se acerca de forma imparable. Al menos nos podemos resguardar con tus palabras. Un poema muy bonito, aunque yo no disfrute de mi soledad y la odie como compañera. Besos y cuídate mucho. Hasta pronto.

TOROSALVAJE dijo...

Tu poema me ha impresionado, quizás porque siento eso mismo que te inspira.

Es muy bueno.

Besos.

gaia56 dijo...

montxu a mi me encanta tambien cabalgar unicornios por los valles y las verdes praderas.
un beso

gustavo ¿por qué la ciudad del otoño?
un beso

lamia siempre estoy entre el debate... me encanta la soledad pero no siempre me gusta de compañera... ¿dónde el equilibrio?
un beso

arcangel amo algunas cosas del otoño, sus dorados sobre todo... e incluso la dulce melancolia que genera.
un beso.

alatrtiste la soledad es buena comp0añera cuando sabemos administrarla, disfrutar de ella. Me alegro que estés mejor.
un beso

gracias torosalvaje. me gusta que te provoque sentimientos.
un beso

Terly dijo...

¡Ay los recuerdos de las lunas de Abril en el otoño!
En él suele acudir la melancolía, los examenes internos de nuestro yo,la soledad buscada... pero como dice Jesús llegará de nuevo la primavera y hará florecer nuestros más alegres pensamientos.
Un abrazo.

Dédalus dijo...

Se nota que el otoño ha penetrado a través de todos tus sentidos. Y se siente, al ver tu página, que no sólo es esta bella estación; también la naturaleza en general... y singularmente los recuerdos, que también te arrancan bellas composiciones.

Un beso, C.

amor dijo...

la soledad es la gloria para quien tiene una meta

s

Sasian dijo...

yo he aprendido este año, que la soledad, aunque se hace dura y es dura, la mayoria de las veces es una entrañable compañera.

un beso