domingo, junio 22, 2008



¿PARA QUÉ SIRVE UN ABANICO?

Hoy, que el cielo está gris
y que nieva en mi alma,
necesitaría sentir el juego amable
de la música de tu muñeca
para asomar mis ojos tras de ti
ocultando la mueca triste de mi boca,
mientras con tus faldas al vuelo
revoloteas aromas
y atrapas suspiros al aire
de tu paso.

Y hoy que brilla el sol
y rebosa mi alma de placer,
hoy, te mueves con gracia,
juegas el diálogo oculto
del lenguaje de mis ojos,
y ríes, carcajeando mis labios,
caracoleas
y no ocultas mi sonrisa,
me acompañas distraído y vivaz
regalando estelas armoniosas
de susurros al camino
y te siguen envidiosas
mariposas queriendo bailar
el elegante paseo
de mis manos.

Y hoy me sigo preguntando
¿para qué sirve
un abanico?



A pesar de que ayer entró el verano, o tal vez sea para descansar de los maravillosos días de sol y playa que han precedido a este domingo, hoy el cielo está gris, nos baña un resol aunténtico y creo que el Jardín Botánico de Gijón es un buen sitio para abanicar ausencias y arropar sensualidades. Os dejo una foto de unos de los rincones en los que más me siento.

20 comentarios:

las alas del alcaudón dijo...

¡Cuánto tiempo sin entrar aquí! Ni aquí, ni en ningún otro espacio (ni siquiera en el mío). Hoy, no sé por qué, desperezo esa desgana por el blog y doy algunos pasos por ellos. El tuyo, el primero. Qué gusto -en esta mañana gris- que seas tú quien rellene de este modo estos 15 minutos mientras espero.
Besos

Alberto dijo...

¿para jugar a ser el dios del viento?

;-)

Un abrazo.

gaia56 dijo...

¡Alas! que alegría... estoy tan liada de trabajo que mi tiempo en los blogs se ha reducido. Ya ves tardé con el poema de abanico, y ya sabes lo que pasa... no sé si éste está acabado de verdad. Ya sabes que me gustan las críticas y últimamente no me corriges nada.
Besos.

sí, alberto, a mi abanico seguro que le gusta jugar a ser le dios del viento. Me encanta que ya has podido colgar otro de tus fabulosos escritos. Te echaba de menos. Un beso.

Lola Bertrand dijo...

Tus poesías son bellísimas, Gaia, realmente leerte es transportarse a tus versos.
La foto genial y... es cierto oy el sol se nubló en Gijón.
Abrazos de nuestro mar.
lola

Sasian dijo...

Para esconder un rubor?, para atraer una mirada?, para ser cómplice de besos de amantes?, para acercarnos un soplo de vida?..

Un beso

Carlos dijo...

...que esta estación te sorprenda abanicándote con una sonrisa!

Jesús Arroyo dijo...

Cuando nos acercamos a una escuela de idiomas, nos interesamos por una lengua hablada. Debería existir una escuela oficial de signos y gestos. Es un idioma mucho más universal, que comprende animal humano y animal de cuatro patitas. ¿Podrá ser el abanico uno de esos idiomas? ¿Verdad que sí?

azpeitia dijo...

El abanico cuyo origen es el extremo oriente, tiene un lenguaje muy especial, ese lenguaje luego se trasladó a occidente y se transformó en un sutil conjunto de signos que indicaban a quien perseguía sus gestos, estados de ánimo, invitación, próximas citas...mil argucias femeninas para atraer al hombre elegido o comunicarse con la amiga distante...Tu poesía busca ese lenguaje entremezclado con tus versos en un sublime gesto de feminidad, diría mejor del eterno femenino....un abrazo de azpeitia

Alatriste dijo...

Un rincón precioso para abanicarse y para leer la preciosidad que nos traes hoy. Me gustó mucho tu abanico.
Por si te gusta Ismael Serrano, te digo amiga que le hice un homenaje en mi desván. Así que si quieres participar, estás invitada formalmente. Je, je, je.
Un beso muy fuerte y no pases mucho calor este verano.

santiago dijo...

querida amiga un placer leerte como siempre, y en realidad ¿sirve un abanico?

Adriana Lara dijo...

bello sitio

Sibyla dijo...

Pues sí, creo que es un rincón mágico
el jardín botánico...

El abanico puede servir, para con gestos, hablar sin palabras!

Un beso Gaia:)

More Baker dijo...

Cómo juegan con nosoros lsa estaciones!! Pero qué bueno que de eso slga esta poesía triste, hermosa y transparente.
Un abrazo!!

ybris dijo...

Con todo lo que tienes, sientes y disfrutas es natural que te preguntes para qué sirve un abanico.
En tu caso te sobra.

Besos

gaia56 dijo...

preguntaba para qué sirve un abanico y me habéis ido añadiendo diversas respuestas.

Además un abanico sirve para:

Jugar a ser el dios del viento,
esconder un rubor,
atraer una mirada,
ser cómplice de besos de amantes, acercarnos un soplo de vida,
que esta estación nos sorprenda abanicando con una sonrisa,
ser un idioma universal,
sugerir gestos, estados de ánimo, invitar a próximas citas,
mil argucias femeninas de atracción al hombre elegido,
comunicarse con la amiga distante,
hablar sin palabras..

gracias alas, alberto, lola, sasian, carlos, jesús, azpeitia, alatristre, santiago, adriana, sybila, more, con vuestras aportaciones construiré un nuevo poema. Y me seguiré preguntando Ybris ¿para que sirve un abanico?

besos, sonrisas y mil abrazos.

Abedugu dijo...

Gracias por tu visita.
Un abanico sirve para muchas cosas, sobre todo para comunicarse, de hecho tiene su propio lenguaje.
Un saludo

Alatriste dijo...

Funciona bien ese abanico???
Porque no veas el calor que va haciendo ya por el Sur.
Un beso fuerte, amiga.

ElPoeta dijo...

Muy bellas tus palabras y una foto preciosa. Besos, Gaia,
V.

Lamia dijo...

No sé qué me gusta más: si tu poema o el sitio que eliges para sentarte.

gaia56 dijo...

agedugu, es cierto un abanico es sobretodo comunicación de miradas, de aire fresco, de sonrisas mil.

alatriste en el norte no hace tanto calor... ven a abanicarte un poquito

elpoeta ¡cuanto tiempo! que haces? te elo de vez en cuando.

lamia te regalo el sitio y mi abanico, así estarás agustito.

besos mil, abrazos y sonrisas