lunes, junio 16, 2008



ESTA VEZ ROMA HA SIDO TAMBIÉN MÁS HAMBRE

Veinte mil ha pedido la FAO para paliar la hambruna actual que padece el mundo, y según he leído hace algunos días, pero sólo ha logrado recaudar cuatro mil en la reciente cumbre de Roma. Tacaños somos, con el agravante de que no queremos que vengan a nuestro mundo occidental los que pasan hambre, no queremos que vengan a la primera clase en la que estamos instalados, pero tampoco los queremos alimentar en sus países de origen. La gestión del enfoque global del hambre no resiste la más mínima y seria reflexión sin que nos caiga la cara de vergüenza. Decimos que China e India comen, que el biodiesel ha trastocado los cultivos de cereal, que la sequía se asienta en Australia y encontramos fácilmente los culpables de la hambruna reciente que otros padecen, que en este mundo padecemos, y además muchas veces pensamos ante cualquier problema que “sea lo que sea por favor que lo mío no me lo toquen”. Y creo que lo peor está por llegar, que tal vez se produzcan algunos cambios estructurales y aún no hemos llegado al punto de inflexión. Mientras seguiremos hablando de las causas de la obesidad en nuestro mundo, en que es preciso consumir para reactivar la economía, en que el barril de petróleo sigue subiendo, pero sin la mínima preocupación por el hambre que sufren millones de personas. La explotación del trabajo de muchas personas para conseguir los bajos costes de productos que consumimos ¿a cuanto kilo de hambre nos sale?
Mientras, prosigue la primavera de camino hacia el verano, estamos de fiesta en la ciudad y ya han aparecido las casetas en nuestra playa de San Lorenzo.

12 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

A muchos solo les gusta darse golpes de pecho. Soltar es otra cosa.
Besos desde Madrid con aroma astur.

mia dijo...

excelente

si pudiese mover conciencias...


♥♥♥besos♥♥♥

Alatriste dijo...

Has puesto el dedo en la llaga como se suele decir. Ojalá tu texto llegara a las altas esferas y removiera conciencias como dice Mia. Es una vergüenza los dirigentes que rigen los destinos del mundo. Un beso enorme, amiga.

ybris dijo...

Terrible pensarlo.
Y sin embargo tan real.
No tenemos remedio.

Besos.

Alberto dijo...

Si se puediera llegar a las sensibilidades de la gente...

Un abrazo.

gaia56 dijo...

Lo se, querido Jesus.Nos cuesta la solidaridad.

Mia querida, a lo mas que aspiramos es a la reflexion. Lo de mover conciencias es mas complicado.

Alastristre, creo que todos podemos mover un poquito el mundo. No dejemos todo el trabajo a las altas esferas.

TYbris, es desolador que no tengamos remedio. No te parece?

Alberto cuanto tiempo sin aparecer tu imagen recien salida de tu piscina. Te echamos de menos. Uf... hablas de mover sensibilidades... nada menos.

Amigos gracis por pasar. besos, abrazos y mil sonrisas.

Goathemala dijo...

Otra verguenza más para los gobernantes de los pueblos pudientes. Felicidades por las fiestas y por el Sporting (siempre me cayó bien ese club).

Saludos.

Sasian dijo...

Pero aquí, las agencias de viajes están preocupadas porque la gente se lo está pensando un poco más lo del viajar este verano...
Mientras en el tercer mundo tejiendo por cuatro perras la ropa que aquí costará casi medio sueldo...

Completamente de acuerdo contigo, Gaia.

Un abrazo

Alatriste dijo...

Venía a deleitarme de nuevo con tus historias. Así que te dejo un beso y mi deseo de que estés estupendamente.
Un beso fuerte.

Marquinho dijo...

muchas gracias por tu comentario en "el aro en la lengua". He visto tu espacio y me parece interesante. Seguimos en contacto. Un abrazo desde Argentina.

Pablo Saldaña dijo...

Mientras no se acabe con el proteccionismo y se desarrollen auténticas políticas de ayuda al desarrollo a los países del tercer mundo, poco o nada se avanzará en la erradicación del hambre.

gaia56 dijo...

goathemala, gracias por tu comentario. Esperemos que el Sporting se mantenga, de momento ha cumplido las expectativas de mucha gente.

sasian, efectivamente. y los que viajamos pensando en si nos subirán los vuelos por el tema del gasóleo.
No sé cuanto tiempo nos durará este mundo tal cómo lo tenemos montado... algo debe cambiar, ya.

alatriste, gracias por tus paseos por mis historias.

marquinho, un abrazo. Tengo muchas gracias de conocer tu tierra. Algún año apareceré por ella y la pasearé con tiempo.

Pablo, tal vez no hablaría yo de proteccionismo sino de desarrollo global. Ya sabes hay que enseñar a pescar y dejarles que pesquen... no robarles el pescado.

Un beso, amigos. Gracias por ser sensibles a estos temas.Tal vez podamos hacer a nivel individual más cosas que denunciarlo simplemente. Mil sonrisas y un millón de abrazos cálidos.