domingo, diciembre 30, 2007



Empezó 2008

Empezó enero y se fueron cayendo uno a uno todos los sueños navideños. Ya pasó el turrón de vuelve a casa, el gordo que salpica a muy poquitos pero que ilumina deseos muy perecederos, la nochevieja y sus colores de neón, risas, ritos de felicitación y cantos renovados de promesas de año nuevo. No preocuparse pues están las rebajas para continuar con el engaño consumista de la ridícula felicidad de comprar unos calcetines que no recesito por un euro menos de lo que los compraré mañana.
Menos mal que, además de todo esto, conservamos los valores verdaderos a buen recaudo que permanecen intactos después de tanto ajetreo festivo.
Sigamos caminando y creciendo en la cotidianeidad diaria de la vida.


Sobre la fotografía creo que no diré nada. Seguro que ya habéis adivinado.

7 comentarios:

ybris dijo...

Sigamos, por supuesto. Lo cotidiano suele ser más real y efectivo que los forzados sueños navideños.

Besos

Javier López Clemente dijo...

Y a mi que me parece que en cada curva de fin de año vamos perdiendo parte de ese bagaje uqe nos acompaña.

Salu2 Córneos.

Umma1 dijo...

La vida es la continua, la navidad un juego verde y rojo.

Saludos

ALOMA69 dijo...

No es fácil conservar esos valores entre tanta compra compulsiva y lo peor es que acostumbramos fatal a nuestros niños.

Saludos y feliz año 2008!!!

Darilea dijo...

Lo cotidiano y lo que se hace con fervor es lo que da sentido a la vida.
Besitos y muchos sueños cumplidos para este nuevo año.
:-)

Beauséant dijo...

ahhggg como odio el firefox..

empecemos de nuevo..

conservar los valores verdaderos, es algo casi incompatible con el tiempo.. Poco a poco los vamos perdiendo, y para que no suene del todo triste, a ese proceso lo llamamos madurar..

¿ahora si?

CaracolQuisCol dijo...

precioso arco iris!!