miércoles, abril 19, 2006


"Sólo tan alto como donde alcanzo puedo crecer, sólo tan lejos como donde exploro puedo llegar, sólo en la profundidad donde miro puedo ver, sólo en la medida en la que sueño puedo ser", nos dice Karen Ravn, escritora danesa, 1693-1749.

La imagen es de un tamarindo, soñando, brotando y creciendo en el Paseo de San Pedro, al lado del mar, en Llanes.

4 comentarios:

ana martinez dijo...

Todo ha sido escrito ya.
Todo está por escribir.

¿Sabías que Pessoa escribió: "...Si extiendo el brazo, llego exactamente a donde mi brazo llega,/ ni un centímetro más allá./ Toco sólo donde toco, no donde pienso./ Sólo me puedo sentar donde estoy./ Y esto hacer reir como todas las verdades absolutamente verdaderas,/ pero lo que hace reír seriamente es que nosotros pensamos siempre/ en otra cosa,/ y vivimos ociosos de nuestra realidad./ Y estamos siempre fuera de ella porque estamos aquí./


Llamándose "tamarindos", los tamarindos tienes que ser hermosos. No podría ser de otra manera

txe dijo...

Bueno, se que es algo banal, pero los apartamentos donde me hospede en un par de viajes con amigos a Benalmádena se llamaban Los Tamarindos.

Bonito post.

Saludos!!

teveo dijo...

que bonito arbol,me encanta la foto y yu blog.un abrazo.

gaia56 dijo...

Gracias Ana por recordarme a Pessoa, que sabes siempre está en mi espíritu...
Va siendo hora de volver a compartir "Un corazón de nadie" en ruta
Txe eres un cielo... me gustan tus paseos por mi blog. Tamarindo es una palabra que atrapa...
Teveo y recreo me ha encantado tu blog, también lo pasearé frecuentemente
Gracias a todos