martes, marzo 21, 2006


EPIGRAMA

Alimenté la mente de luz y vino
bajo la atenta mirada de mi espíritu.
Imploré a Dionisio y Baco.
Gozosos disfrutamos de la escena
de volar nubes encima de un castillo
dando forma a ideas, voces y colores
mientras, en mi boca, la carne
de un lechazo en su punto deshacía.


Decía Campoamor que "el vino es la parte intelectual de la comida" y creo que decía bien.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

entonces culturicemonos de vino...

asturiana dijo...

no se si es la hora o el epigrama... pero me esta entrando un hambre...

gaia56 dijo...

efectivamente usuario anónimo... culturicémonos de vino... hay muchas rutas para disfrutar

Mariadolcas dijo...

Sumergida en mis pensamientos, el tiempo me engañó y me perdí esta buena ocasión de disfrutar de ti, de tus palabras, de tus versos, de tus imágenes poéticas y visuales.
Que no me suceda más.