jueves, agosto 18, 2005



DIÁLOGO CON KRAZOEH

Camino con la música del alma
de un trote de caballos que se acerca,
desnuda, recogida
por las sendas de mi espíritu,
abrazada a un pasillo
de piedra de colores
- rojo, blanco, amarillo,
gris, rosa _
encendidos por el sol.

Apareces de repente,
excavado en la piedra,
excavas mi corazón,
paseo tu exterior y mi interior.

Un camello despereza
su vieja dentadura, me despierta.

Disfruto tus caprichos
nacidos de esta piedra,
que miles de manos tallaron hace tiempo
adornando tu fachada,
tus columnas, tu tesoro,
atrapo las aladas figuras que te guardan
dispuestas a volar.

Viras del dorado en la mañana
al rojo atardecer, impasible
a paseantes que contemplan
la fuerza que tú exhibes.

Me absorbes con cintas de colores,
aromas, sentimientos
que cubren tu piel y mi interior.

Guardo en mi caja de corales más valiosos
el momento de sentirme en ti,
sentir tu corazón regalando
la sonrisa permanente
que ya evocas en mis labios
para siempre.

2 comentarios:

CaracolQuisCol dijo...

...AYER LLEGÓ UNA POSTAL DESDE PALMYRA!!!!!!! beijos

Mik dijo...

mi moto y yo somos inseparables
Beijos Carmen
que mal suena beijos, prefiero besos, besitos, besotes
Mik