domingo, abril 14, 2013



FUNDIDO A NEGRO

Dejamos las risas
en la esquina de los martes,
el humo del cigarrillo del domingo
se apagó,
conscientes de la conversación
interrumpida
tus manos, tan cálidas y fuertes,
no pudieron abarcar tanto amor,
tanto deseo.
Mi cómplice sonrisa te serena.

Mil imágenes vuelven a tu lecho,
un sin fin de carreras,
ahora lentas, que se escapan;
cabezas y sonrisas,
nadie falta a la cita ya prevista,
un mohín de quien no quiere asistir
a la despedida virtual en la antesala.

Ya no hay tiempo.
Te has quedado un instante más,
tus ojos me querían abrazar
y me abrazaron.
Ya no hay tiempo.
Siento que te estoy perdiendo.
Siento que la estás perdiendo.

Fundido a negro.
Adiós.

10 comentarios:

Aurora García Rivas dijo...

Es muy bueno eso "dejamos las risas en la esquina de los martes". Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Hay temas que para afrontarlos hay que cambiar de postura, de actitud, para que nada enturbie aquello que merece la pena nuestra atención. ¡Felicidades!

Abrazos.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Siempre hay que mantener abierto el cajón de las propuestas y el secreter de los remiendos para coser asperezas y aliviar reproches.
Abrazos y besos.

Rafael dijo...

"...Ya no hay tiempo..."
Un abrazo.

Chelo dijo...

Una despedida que te llega dentro y se convierte en propia. Un abrazo.

Jerónimo dijo...

Una despedida prevista pero dolorosa.Siempre lo son.

Me encantó el final..."fundido a negro"

Saludos.

Thony Caro dijo...

HOLA AMIGA: DESDE EL TITULO, SU DESARROLLO Y A LA VUELTA DE LA ESQUINA...CON ESE FINAL ,HERMOSO.-
BESOS

TORO SALVAJE dijo...

Yo también me fundí en negro.
Y no hay vuelta atrás.

Besos.

Mariadolcas dijo...

Te escuché cuando la leíste pero no la había leído, verdaderamente es un hachazo dulce, estremecedor.
Un besito

gaia56 dijo...

Muchas gracias amigos.
Éste era un poema especial, me falta una amiga importante, se fue hace algunos meses, llena de vida hasta el adiós final.

Un beso.