miércoles, febrero 08, 2012



TU NOMBRE

Cuando pronuncio tu nombre
una ola resbala por dentro mi piel
y quiero tu contacto de río amigo,
de cálido volcán, quiero
tu tiempo de sonrisa que anide
tu halo y el mío,
promesa y futuro
pero más quiero el hoy
para asirme a tu mano
que desliza pasiones de luna
en mi alma esta tarde,
esta noche, este hoy que ya fue,
que derrite los silencios, la nada,
y quiero sembrarte de paz, de arrullos
y ser tu eje, mi eje
que mueva mi mundo,
tu mundo
al recordarte.

26 comentarios:

Francisco Espada dijo...

La ambición del amor es siempre desmedida, desmesurada: ser tu eje. Pero al tiempo es belleza extrema: sembrarte de paz. Lo mucho que sugiere tan solo el recuerdo de TU NOMBRE.

Thony Caro dijo...

Solo el eje de una tremendo amor, puede llegar al descontrol de los sentimientos.-
Gaia, es un placer estar nuevamente junto a ti y disfrutar de estos momentos tan lindos, que es la poesía.-
te dejo un gran abrazo.-

delfin en libertad dijo...

Cuántas emociones se conjugan en tu poema, cuántas al pronunciar y recordar...hermoso. Un abrazo!

Katy dijo...

Que bonito y que profundo. Siempre tienes las palabras justas Gaia.
"Y quiero sembrarte de paz, de arrullos y ser tu eje, mi eje
que mueva mi mundo",
Bss

TORO SALVAJE dijo...

Su nombre produce efectos prodigiosos en ti.
Que suerte.

Adolfo Payés dijo...

Que lindo es volver a tu espacio después de tanto tiempo..y dejar que las emociones de tus letras invadan el sentir..

Disfruto de tu poesía siempre..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Samuel Rego dijo...

Todo un sofisticado y fecundo mundo interior alrededor de un nombre.
Es un poema de tacto delicado y exquisito

Te dejo un gran abrazo.

Rosa dijo...

Hola Gaia,
gracias por tu comentario en mi blog. He pasado por el tuyo y me ha cautivado. Tu poesía proviene del corazón, es muy intimista.

Un abrazo

E. Martí dijo...

Esta es mi gaia, sensual y brava, como la ola que desciende y enciende y vuelve y retoma...
Besos y fuerza, amiga

Liliana G. dijo...

El amor, como la esperanza, mueve montañas, no sé si alcanzará para mover un eje, pero sí mueve el eje de tus versos.
¡Hermoso, Gaia!

Un beso grande.

Mi casa de juguete dijo...

Qué bonito te ha quedado... Pasa un buen fin de semana!

Sergio dijo...

Lo comprendo, hace años que encontré mi eje en torno al que girar.

buda dijo...

Que seria de nosotros sin ese eje

Un besico y agradezco mucho tu paso por mi blog

Ana Gregorio dijo...

Sugerente poema, en el que se identifica el nombre con el ser amado y este con el propio amor, creando un vínculo inseparable.
Un abrazo.

Eusebio Ruiz dijo...

Luminosos versos libres
para una pasión desatada
en el latir del tiempo.
Precioso poema!

El Gaucho Santillán dijo...

El amor no tiene medida.

Asì es.

Bello poema.

Un abrazo.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Querer hoy apasionadamente, sin prisas pero sin pausa y sin darnos cuenta el día de hoy se nos esfuma y nos deja silencios...La Nada. Amor que mueve el Mundo al recordarte y lo agitará al tenerlo de nuevo entre tus brazos. Preciosa Poesía Gaia.
Es un placer conocerte y saber que me sigues en mi, recien estrenado, blog "Poesía y Vivencias" ¡¡¡Gracias!!! Como puedes comprobar; yo, a partir de este momento, te seguiré a través de este hermoso espacio que tan bien llevas.
Un abrazo, Gaia.

David C. dijo...

wow muy bueno.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Que dulces palabras.....

paz&amor

Isaac

Poetiza dijo...

Hola, que bello poema. Un palcer leerte. Besos, cuidate.

TriniReina dijo...

Sí, hay nombres que como mantras nos ayudan a levantarnos, a salvarnos...

Besos

Anónimo dijo...

Hola, llegué aquí a través de Nieves y, te escuché y te saludé. Todo era nuevo para mí pero me encantó ... y me ha hecho pensar. Un abrazo, Ana

Anónimo dijo...

El mensaje anterior, borré una parte sin querer, decía así:

Hola, llegué aquí a través de Nieves y lo primero que me encuentro es "Tu nombre". Ayer te ví, te escuché y te saludé. Todo era nuevo para mí pero me encantó ... y me ha hecho pensar. Un abrazo, Ana

Simplementeyo dijo...

Cuantas cosas te pueden venir a la mente solo con pensar en un nombre.
Que bonito.

Besitos y sonrisas nombradas :-)

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Un poema que se mueve en el lirismo de sentires morosos, discurriendo en una dialéctica con el amor, que va en una palabra que memora instantes, pinceladas, trazas: su nombre. Cada vezque lo invoco, se sacude el adentro, estrépito, telúricas emociones...UN abrazo. carlos

gaia56 dijo...

Gracias amigos por pasear mi espacio. Mil abrazos y sonrisas, los besos los dejé en vuestra ventana.