sábado, octubre 08, 2011


PLAZA SAO CARLOS
Lisboa 2, 2011

La luz en la plaza empezó a virar del dorado atardecer al amarelo de luz casi nocturna y primeriza, la brisa me rozó el alma, el libro entre mis manos y un porto blanco seco entraron calentitos en vena. Después un segundo porto y la abierta sonrisa franqueando mis labios sintiendo la bonanza de la libertad. Si alguien piensa que lo bueno sería compartir estos momentos yo pensaba que lo más importante es vivirlos en primera persona sabiendo que quedan muchas ilusiones para cada día, nuevos impulsos, temblores y paisajes humanos y no humanos que disfrutar.
Y aquel día había sido un momento de goce especial.

8 comentarios:

manolo dijo...

Di que si, que hay que disfrutar y hay un dicho , "que no hay dos sin tres" espero que cayera ese tercer Oporto.

En la foto de la Plaza, en la esquina donde hay un hombre de cara a la pared, compré una ristra de dátiles, amarillos, duces,dulces.
Saludos.

Maritza dijo...

Estoy muy de acuerdo en algunos disfrutes "en primera persona" y también hay tiempo,color y calor para todo,no? Hay otros momentos en que disfrutar de a dos es impagable.

Hermoso texto.

Abrazos y feliz fin de semana.

Samuel Rego dijo...

No solo el vino, Lisboa entra en las venas y se perpetua en el riego y en el pensamiento.

Un gran abrazo Gaia

Francisco Espada dijo...

Un momento intimista en una plaza recoleta con una copa en la mano y la mente en el ejercicio de la reflexión; luego habrá tiempo para compartir con otros: es tu momento.

Candi dijo...

Una buena combinación de libro y porto con la deslumbrante luz de Lisboa.
Besos

Juglar dijo...

Hay momentos que son únicos. Algunos en solitario, otros en compañía.
Lo importante es disfrutarlos.
Un abrazo y que la vida te regale muchos más.

Duna dijo...

Qué bonito lo que has pintado con letras. Es cierto, quedan muchas ilusiones. Un beso, amiga

TORO SALVAJE dijo...

Conozco a alguien que viaja sola a Lisboa de aquí unos días.
Le comentaré tu post.

Besos.