miércoles, junio 29, 2011



PACTO

Cosía mi alma a fuerza de empeño,

el pulso, a veces vacío, también me empujaba,
cada noche la luz de la luna acunaba mi abrigo
con recortes de trozos de cielo para subirme a sus bordes,
buscaba un cometa de albos suspiros para alejar los fantasmas
y volaba a lomos de un unicornio con pasos muy firmes,
fabricando sonrisas y mimos de alma,
dejando escapar los felices recuerdos
para instalarme en las alas pactadas
de la tregua cotidiana que cada día procuro.

10 comentarios:

Maritza dijo...

Siento el tormento de alguna circunstancia pasada (feliz) que ya no es, y como "fabricando sonrisas" se logra vivir el día a día...

Un poema muy emotivo y profundo,amigo.

Abrazos grandes para ti.

delfin en libertad dijo...

Precioso y alentador, lleno de fuerza interior. Abrazos!

Poetiza dijo...

Bello poema. Un gusto leerte. Besos, cuidate.

fgiucich dijo...

Es bueno buscar ese pacto para aligerar la carga y vivir con más optimismo. Abrazos.

María dijo...

Fabriquemos sonrisas, positivismo, para nadar en un mundo de felicidad y de energía positiva.

Un beso.

E. Martí dijo...

Cada día es una tregua para la sorpresa.
Besitos

TORO SALVAJE dijo...

Yo también la procuro.
La necesito como el aire que respiro.

Besos.

Ligia dijo...

Tenemos que hacer pactos cada día para poder continuar... como en política. Abrazos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Dos poemas, bellamente tejidos: el uno, de sensaciones generadas por la externalidad, esa emoción por un pueblo, y el otro del adentro...qué logrado contraste entre las dos producciones. Agradezco tu paso por La Joroba del camello. Un abrazo. Carlos

gaia56 dijo...

Gracias Maritza, cuando el día nos viene gris hay que fabricar sonrisas. Gracias por sentir.
Un beso.

delfin, gracias por compartir.
Un beso.

Poetiza, nos leemos con gusto.
Un beso.

fgiucich, sí es cierto buscar pactos y más con nosotros mismos.
Un beso.

Maria, E. Marti, Toro sigamos fabricando sonrisas.
Tres besos, al menos.

Ligia, que necesarios serían los pactos en la política, yo ahora veo más bien confrontación cada día.
Un beso.

Carlos seguiremos leyendonos en la joroba del camello.
Un beso.

Amigos mil sonrisas y abrazos.