martes, marzo 29, 2011


Los cerezos en flor en esta temprana primavera, esperando el rojo fruto, parece que provocan en mi distintas sensaciones.

TODO PATAS ARRIBA Ahora en primavera es bueno y saludable revolver el desván de dentro, inundar de éter los armarios, que salgan las polillas, que entre el aire nuevo. Atesoro horas, palabras, a veces demasiadas, para destruir en la basura. Intento borrar en pasado espejos de mi imagen, dulcifico recuerdos, me duele el abandono, en el último momento no me engaño, detengo el ejercicio, rescato besos y un temblor, el color del paisaje y tu sonrisa para guardarlos en mi caja de corales más preciados. Difícil vivir nadando en superficie con exceso de carga en mi mochila, sin excavar los sentimientos, sin expulsar los fallidos intentos, para seguir volando mi camino en libertad.

11 comentarios:

E. Martí dijo...

Vuela, querida paloma, con el vuelo ligero de equipaje.
Bella flor. Ese almendro me recuerda un paisaje entrañable, con compañía entrañable...
Besos
Qué texto tan sincero y bello. Me ha encantado

Maritza dijo...

Siempre es bueno limpiarse de adentro...vaciar cajones, dejar entrar la luz a los rincones húmedos y siniestros...en donde sólo llegan las arañas y otros insectos a hacer morada. Hasta los fantasmas llegan.
Buen trabajo y motivación, entonces.

Y nosotros en otoño...abrigando los recuerdos, el alma y el cuerpo...

Besos.

delfin en libertad dijo...

Que hermoso lo que percibo, esa sinceridad que traspasa las fibras mas íntimas del corazón, esos estados
en que se tiene, se deja, se limpia para prosegir mas liviana, caminando siempre...mas libre al fin. Un fuerte abrazo!

El Gaucho Santillán dijo...

En primavera, todo sale a la luz.

Es tiempo de renovaciòn.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Si la flor del cerezo no es suficiente, espera un poco: pronto llegará la flor del naranjo.

Thony Caro dijo...

HOLA GAIA: LA PRIMAVERA PUEDE VENIR A ACOMPAÑADA DE HERMOSAS PROMESAS, COMO LA FLOR QUE SE VA ABRIENDO A LA LUZ DE UN NUEVO DÍA.-
UN BESO ENORME

Alhami dijo...

.


...creo que es muy buena onda aligerar la mochila, sobre todo de recuerdos no apetecidos... es así como nos renovamos, como sucede en cada estyación... es un gran acierto este bonito texto, muy reconfortante...

Gracias por tus palabras puntuales en mi espacio, amiga querida...

Te dejo un fuerte abrazo

MORGANA dijo...

Me gustó tu entrada ,muy acorde con la nueva estación.
Millones de gracias por tu comentario.
Besos.

Pablo Saldaña dijo...

De vez en cuando conviene soltar lastre. La primavera es una época estupenda para ello.

Mª Jesús So dijo...

¡Huyamos del "Síndrome de Diógenes Mental"!

¡Lo único que llevaré en mi mochila será un paracaidas! (Y eso, hasta que aprenda a volar)

buda dijo...

Bonita entrada y muy apropiada.

Un besico