jueves, noviembre 18, 2010


ERES

Amable y dulce soplo,
vida real y pícara,
cómplice en sonrisas,
la paz con la que sueño,
el bosque en que me pierdo,
el camino que recorro
de tu mano ilusionada,
sin atajos, sin mentiras,
la tregua que visito,
un oasis entre dunas,
alimento de ilusiones
espumas y el regalo
que invento cada día.

Sería
bueno que vinieras.

La Playa del Silencio en Asturias que os muestro es el dulce refugio que de vez en cuando disfruto.


17 comentarios:

buda dijo...

Que bonito refugio,para encontrar ese dulce soplo y saborear esa inmensa paz con la que soñamos.

Un besico

Sonia Gluten Free dijo...

Que lindo, muchas gracias.
Me trnamitiste paz....
Muchas gracias
sonia

Nayuribe dijo...

Se ve realmente hermoso en la foto... y con todas las imágenes con las que lo describes... me dan aún más ganas de conocerlo...

besitos

La Zarzamora dijo...

Dichosa tú que dispones de tal refugio para compartir tu complicidad.

Besos

E. Martí dijo...

Sería bueno q vinieses....
Me dejas pensando en lo que tiene que ser para que llegue.
Besos.

Luisa dijo...

Saludos desde mi paraíso....
Tienes un precioso refugio....
Gracias por tu visita.

Candi dijo...

Contemplando ese bonito paisaje no me extraña que te salgan del alma estos lindos poemas.
Besos

beker dijo...

Sin duda un refugio para calmar las ansias, para reposar la marcha, para mirar al otro lado, para pensar en otra vez. Un abrazo

Thony Caro dijo...

GAIA: QUE HERMOSO REFUGIO, VALE LA PENA, QUEDARSE UN LARGO TIEMPO Y DISFRUTAR DE LA HERMOSURA QUE NOS DEPARA LA NATURALEZA.-
GRACIAS POR TU VISITA.-
UN BESO.-

Samuel Rego dijo...

Me apunto a la próxima que vayas. Te prometo que mis pensamientos no romperán el silencio.
Y luego una sidra en Cudillero.

Un beso Gaia

Katy dijo...

Cuando veo el mar voy corriendo. Que lugar más maravilloso. No me extraña que te inspire estos bellos versos.
Un beso y feli domingo

Mariadolcas dijo...

Ay¡ qué bonito lo que escribes. Yo estaba pensando en alguien y no en lugares porque "eres" sería fantástico que fuera "cómplice en sonrisas, la paz con la que sueño, el bosque en que me pierdo, el camino que recorro de tu mano ilusionada".
Un beso grande

Pablo Saldaña dijo...

Yo, con permiso, cambiaría el tiempo del verbo en el título del poema. Utilizaría el condicional. Así le daría mayor sentido al último verso.
Muy sugerente lo de "la tregua que visito".

Mª Jesús So dijo...

Tiene que venir!

Está la playa y estás tu...

fgiucich dijo...

Un hermoso regalo. Abrazos.

gaia56 dijo...

Sí, buda, a veces son necesarios refugios y detenerse para seguir caminando.
Un beso.

Sonia esta playa trasmite paz, pero en el poema hay un mensaje de SOS.
Un beso.

Nayu cuando quieras aquí tienes tu casa.
Un beso.


Zarzxamora sí que me siento dichosa por el refugio, a veces falta la compañía adecuada.
Un beso.

Esmeralda siempre lo que tiene que llegar es lo mismo...
Un beso.

Luisa este pareaiso está al alcance de cualquiera, a veces depende más de uno mismo.
Un beso.

Candi el paisaje, la naturaleza es mi estímulo más asiduo para escribir.
Un beso.

Exacto beker un refugio para el alma, para seguir caminando.
Un beso.

Thony te puedes quedar todo el tiempo del mundo en este refugio.
Un beso.


Pues Samuel te tomo por la palabra, te apuntas para la próxima. De verdad que no conoces esta playa?
Un beso.

gaia56 dijo...

mariadolcas ya sabes que a veces nos inventamos los sueños.
Un beso.

Pablo tú siempre tan bueno... tal vez tengas razón.
Un beso.

Mª Jesus... pues creo va a ser que no.
Un beso.

fgiucich, gracias.

Nos leemos. Mil sonrisas y abrazos.