domingo, octubre 25, 2009



QUINTA A SALGUEIRA

Ante mí
el amanecer despierta.
La naturaleza trabajó
toda la noche
para ofrecer el nuevo día,
giraron las estrellas,
el sol abrió la puerta.

Estoy inmersa
en la gran máquina
química, física del Universo,
que con perfecta exactitud
cumple el rito diario
de la luz y la oscuridad.

Es otoño y el rocío,
las higueras y nogales
cumplen su ciclo,
acabo de recolectar
la uva y su líquido gozoso,
y las manzanas
y los huertos se preparan
para el suave ritmo dorado
del otoño.

14 comentarios:

Esmeralda Martí dijo...

Qué bonito despertar de otoño... Qué nostalgia entre las uvas...
Qué ganas de gozar los tiempos ocres y rojizos que se desperezan...
Maravilloso domingo en Portugal.
Feliz semana. Un abrazo

Candi dijo...

Esos bancales de exuberantes cepas, llenas de uvas verdes, amarillas y rojas, de esa zona del Douro, tan bonita...
Pero más bonito aún es ese despertar en la mañana y recorrer poéticamente el día, tal y como has hecho, tan dulce y melodiosamente.
Un abrazo.

El antifaz dijo...

Que bueno el vino cuando la uva ha dormido.
Que bueno el ciclo del dia, del año.
Que bueno ser consciente de ello y disfrutarlo.

Lo mejor, como tú expresas.
Saludos.

Maypi dijo...

Poema con un buen ritmo. Puede bailarse al compás de los versos.

gaia56 dijo...

Amigos, buenos días y buena semana.

Esmeralda cambié la fotografía, creo que era demasiado plana la anterior. Sí, es tiempo de gozar ocres y rojizos.
Un beso.

Candi, ya veo que tú también conoces y gozas la zona. Gracias por leer y por tus palabreas.
Un beso.

Antifaz, lo bueno es que lo leas. Y compartas tus opiniones.
Un beso.

Maypi, gracias por tu comentarios. Tú si que eres la reina del ritmo.
Un beso. ¿Qué tal vas con el blog de ENCADENADOS?. Otro beso.

Jesús Arroyo dijo...

Es la vida.
Besos.

calma dijo...

El otoño da para todo, despierta los sentidos, visualmente es único, en contra de lo que se dice de que todo es decadencia en esta época.
Ha de ser bellísimo recolectar y rozar con los dedos la naturaleza.
Gracias por tu visita, por tu comentario. Veo en tus enlaces tres de los más grandes escritores para mi gusto, que transitan por la blogosfera, Codorníu, Antifaz e Itoiz (ausente hace tiempo), buenos amigos, además.
Saludos

Jorge dijo...

Qué delicadeza para acunar las palabras entre los versos...Me gusta!.
Muchas gracias por tu visita por mi mundo,puedes volver cuando quieras...
Yo,volveré aquí.
Un beso.
PD: No cuento cómo fue el "Este jueves,poesía" porque no pude asistir.Espero algún juves ir y contarlo.;)

Jesús Sevillano dijo...

QUINTA A SALGUEIRA

Ante mí
el amanecer despierta.
La naturaleza trabajó
toda la noche
para ofrecer el nuevo día,
giraron las estrellas,
el sol abrió la puerta.

Pues sí querida gaia. Conozco bien ese lugar. Nací muy cerca y vuelvo siempre que me es posible. Las fincas allí se llaman "quintas", pero no solo en Portugal, también en la orilla española. Tengo una sana envidia con tu forma de inspirarte en la naturaleza.
Me encantan tus poemas.
Un abrazo

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

me encantó. Un gran poema. Besos.

ybris dijo...

Bella descripción de un precioso lugar a la luz del otoño acogedor.
Se palpa la luz acogedora de la estación tranquila.

Besos.

Mariadolcas dijo...

¡qué bonito!El ritmo del poema da paz, se desliza suave el otoño "y los huertos se preparan para el suave ritmo dorado del otoño".
Conozco muy bien los Arribes, un paisaje que enmudece al obsevador y lo deja sin palabras. Disfruto recordándolo con tu mirada.
Un besito

Pablo Saldaña dijo...

El tiempo vuela. Pronto será primavera.

gaia56 dijo...

Jesús bienvenido a mis paseos otoñales.
Un beso.

calma es curioso que coincidamos, Codorniu y Itoiz son los blogs que disfruto mucho y recien he conocido antifaz, os linkaré a antifaz y a ti. ¡qué suerte tener esos buenos amigos!
Un beso.

Jorge, a mí también me gustó tu espacio. Ya me contarás de la poesía zaragozana.
Un beso.

Jesús Sevillano, te conoces todas las Quintas. ¡suerte la tuya disfrutar habitualmente de estos parajes tan maravillosos y serenos!
Un beso.

Fernando seguiremos leyéndonos.
Un beso.

ybris que buena definición ¡la estación tranquila!
Un beso.


Loli efectivamente, este paisaje deja sin palabras al observador (bueno yo diría a la disfrutadora en este caso era yo)
un beso.


Pablo uf...aún falta el invierno, no corras tanto, no vayas tan deprisa.
Un beso.

Mil abrazos y sonrisas para todos y todas.