jueves, agosto 20, 2009


TEJO EN LISBOA, TEJO EN MI

Pasear, pasear Lisboa y sentir su presencia constante, su permanente cambio de color y leer, leer hasta que me apetezca, leer hasta acabar el libro, leer hasta acabar el Tejo, pasear las rúas , subir en el tranvía 28 y dejarme llevar hasta el final, Graça, Estrela, Prazeres, cruzar en barco el Tejo y cenar mirando de frente a esta ciudad, pararme, parar mi vida en lusco/fusco del atardecer y relajarme con el suave cambio de la luz, parar y pararme en un café al lado del Teatro Sao Carlos y quedarme a escuchar, escuchar la ciudad y el traquetreo de los tranvías en el Chiado y escuchar fado, tomar porto frente al mirador de Sao Pedro de Alcántara, mirar y remirar el Tejo desde el Adasmastor, sentir la mirada del Adamastor en mi nuca, subir y bajar escaldinhas, buscar los bancos más sombríos, sentarme pacientemente a descansar, pasear Janelas verdes al mediodía y disfrutar las buganvillas del camino, protegerme del calor en los profundos parques/bosques de la Lisboa urbana, mirar y remirar los brillantes adoquines al caminar, sentir todo el día el sordo ruido de la ciudad, sentir el ruido de coches y del ferrocarril cruzando la Ponte 25 de avril, disfrutar de ese collar colgante del Tejo que ilumina sus noches, comprar róbalos en el Mercado de A Ribeira, cantar fado y pasear fado cada noche mirando el Tejo pasar.

15 comentarios:

Sara dijo...

Gaia! tengo unas ganas locas de conocer Lisboa porque todos los que vais venis con la misma sensación de Paz que yo también deseo sentir y traerme, tengo unos entrañables amigos portugueses que algún día me la enseñarán, no tardando!!!!

Yo esa sensación la tengo en tu tierra, en Asturias, en LLanes, (que es mi tierra materna) que me tiene ganada el alma y el corazón.

Un besín, asturiana

Codorníu dijo...

Amiga, te paso la última estrofa de un poema de Pessoa. Yo también soy un enamorado de Lisboa:

"Por el Tajo se va al mundo.
Más allá del Tajo está América
y la fortuna para quienes la encuentran.
Nadie ha pensado nunca en lo que hay más allá del río de mi aldea.
El río de mi aldea no hace pensar en nada.
Quien se encuentra a su lado,sólo a su lado está"

Un beso.

ybris dijo...

Está más que claro:
Lisboa te ha gustado y te gusta.
A mí también.
Tendré que volver una vez más en cuanto pueda.

Beos.

Walter Motto dijo...

No conozco Lisboa más que por sus poetas, la imagino tal la describís, felicitaciones.

Eusebio dijo...

Lisboa se sale... y que bien sale!!! a través de tu mirada,emociones y sentimientos. Una ciudad a la que le das tanto,sin duda,tiene que entregarse a ti.
Un beso a ritmo de fado y luz de noche.

Nayuribe dijo...

Precioso texto que entreteje palabras y juega con ellas... mientras me hace pasear por Lisboa... la cuál no conozco, por cierto.
besitos

Pablo Saldaña dijo...

Tu relato me acerca el recuero de una de mis visitas a Lisboa, cuando entrada la noche, después de disfrutar de una cena medieval, desde el Castillo de San Jorge divisaba la Lisboa nocturna y el estuario del Tajo entre una mezcolanza de olores y sensaciones.
Besos

Lucía dijo...

Entrelazas todo y me dejas con unas ganas inmensas de conocer Lisboa, ( una de mis asignaturas pendientes), bueno junto con Llanes, una amiga me dice que es para no perderselo.
Me alegra ver que estás disfrutando tanto.
Un beso fuerte.

ir-n dijo...

Qué ganas de desenterrar mis raíces de este suelo que, ahora mismo, en lugar de nutrirme me asfixia...
Un porto a mi salud también!!
Mil besos y abrazos.
Muackaaa

Esmeralda Martí dijo...

Ha sido un placer volver a las calles de Lisboa, recorrer en tranvía sus cuestas, prenderse en los miradores...
Gracias, Gaia por esa fotografía de fados y sentidos renglones. Lisboa hace ponerse así, como tú dices...
Besitos y hasta pronto

Berna dijo...

Lisboa...cuantos recuerdos.Gracias Carmen.

gaia56 dijo...

Buenos días amigos. Con tantas vivencias lisboetas y de todo tipo no tengo ni timepo para contestaros con un poco de sosiego.

Sara preciosa, sé lo que tú sients por Asturias porque yo también lo siento, espero que sigas disfrutando aún de las nieblas, los matices de los grises sobre verdes que algunos días colorean nuestra tierra. Si vines por Gijón no dudes en avisarme.
Un beso.

Codoniu cvuando estoy en Lisboa siempre leo algo de Pessoa, me gusta tanto, y me reconozco en sus versos, en los versos que me ahs enviado sobre el tejo.
Gracias, un beso.

ybris Lisboa siempre despierta emociones y sentimientos suplementarios.
Un beso.

Walter ¡bienvenido a mi espacio bloguero! Lisboa estará esperándote, todos sus rincones tienen algún atractivo intemporal.llegarás a tiempo.
Espero que nos leamos.
Un beso.

Eusebio ¡bienvenido a este espacio!Se nota que Lisboa y yo nos queremos mucho.
Un beso.

Nayuribe, gracias por pasear por Lisboa conmigo.
Un beso.

gaia56 dijo...

Pablo ya veo que paseas Lisboa... nunca estuve en una comida medieval en el Castelo, prefiero pasearlo con la luz del atardecer con la Baixa a mi falda. Aunque Lisboa se disfruta en cualquier momento
Un beso.

Lucía hablas como Sara, Lisboa y LLanes, bueno tampoco te pierdas Gijón. Gracias por pasear conmigo esta ciudad.
Un beso.

i-r-e, coge un avión y vuela con nosotras. He leído que a veces los árboles crecen hacia abajo y las raíces se ahondan mucho más.Un porto, o dos... a tu salud y muchos ánimos. Te queremos mucho.
Un beso.

Esmeralda bienvenida ¿qué tal esas vacaciones? a mi aún me quedan cuatro días, un concierto de fados, otro de música africana y seguir paseando la ciudad y la arena de las playas cercanas.
Un beso.

Berna, me gustó la poesía del cantábrico. Ya me contarás.
Un beso.

Amigos, gracias por pasear mi espacio, mil sonrisas, mil abrazos y hasta siempre, seguimos leyéndonos.

Mariadolcas dijo...

Es un placer disfrutar de tus paseos por Lisboa y de todo lo que disfrutas: fados, atardeceres sobre el Tejo, oporto, Sintra..¡Qué alegría sentirte y leerte cerca!
Yo recorro caminos a la sombra de las encinas con mi orbea.
Tengo muuuchas ganas de volver a Gijón. Te llamaré.
Besazos

Candi dijo...

Llenas tu blog con la inmensa Lisboa, con los paseos por la ciudad y el Tejo, tan majestuoso.
Tengo viaje medio concertado para la primavera a esa bonita ciudad y alrededores.
Que comiences el curso con esa fuerza y encanto que te caracteriza.
Besos y abrazos