lunes, julio 06, 2009

He leído que Kodô significa “latido del corazón” considerado como el origen de todos los ritmos y también que quiere decir “niños del tambor” como un reflejo del deseo de tocar sus tambores de manera sencilla, como late el corazón de un niño.

Llegados de la Isla de Sado donde residen, los componentes del espectáculo Kodô, el sábado 4 de julio en el Teatro de La Laboral de Gijón, fueron un regalo de ritmo y vibraciones para nuestros sentidos. El arte tradicional japonés, taiko (tambores) y danza a la vez nos asombra tanto por la profesionalidad y el estado físico admirable de sus miembros como por la marcialidad y la dulzura de sus movimientos.

Los espectadores con un
Teatro de La Laboral lleno a rebosar disfrutamos a tope de esta actuación de despedida del presente curso 2008/2009.


KODÔ, LATIDOS DEL CORAZON

Convocas ante mí
al mar y la fuerza
de mil vientos,
cien estrellas suenan
en el cielo,
los magos de grandes antenas
golpean mis sentidos,
mi sangre y mis pies
van a tu encuentro
y bailan escenas que fuimos,
luchan contra la piel del tambor
y sacan tu yo, mi yo,
desde lo más hondo de si mismos,
burlan las nubes de mi ser
y congregan todos los latidos
del corazón en mi, en nosotros.

11 comentarios:

Nino Ortea dijo...

Gracias

Jesús Arroyo dijo...

Asturianina:
Entre los placeres de la mañana... ver salir el sol, leerte...
Besos.

Codorníu dijo...

Bonito, bello poema.

Las palabras japonesas tienes la virtud de decir brevemente algo que en occidente necesitamos cómo mínimo tres palabras.

Precioso y escueto: Kôdo.

Un beso.
Codorníu

Sombras en el corazón dijo...

No he ido nunca a un espectáculo semejante. Con ganas me dejas :0)

Un abrazo

ElPoeta dijo...

Disculpa si por una vez paso por tu espacio sin comentar el contenido de tu entrada, pero quiero avisar a todos mis amigos de que he publicado la entrada número 200 de mi blog y me tomo un descanso, no sin antes agradecer todo el cariño y la amistad que siempre me das. Un beso con cariño,
V.

Sara dijo...

Que pinta buena tiene....que sabiduría nos traslada tu entrada, es que oriente...que tendrá oriente.
Un abrazo lleno de cariño para nuestra Asturias querida, para ti.

Candi dijo...

Qué lindo poema.
Kôdo...
" los magos... sacan tu yo, mi yo...
Burlan las nubes de mi ser."
Hay espectáculos que se quedan permanentes en nuestras retinas.
Abrazos y besos.
Feliz verano

Nayuribe dijo...

Imagino que estuvo preciosa la función, yo hoy vi en el teatro Melico Salazar en CR un grupo de danzas de irlanda y otro de polonia, también increíbles.
besitos

Pablo Saldaña dijo...

Una cosa es ver un espectáculo y otra vivirlo. Esto último es lo que se desprende de tu prosa y de tu verso, en un escenario que te es tan familiar.

ir-n dijo...

Me alegra que lo disfrutaras. Debió ser impresionante. El ritmo de los tambores, retumbando en el pecho y fundiéndose con los latidos del corazón.
Espectacular.
Un besazo.
;)

gaia56 dijo...

Muchas gracias amigos por vuestros comentarios.

Nino ¿me das las gracias? y eso?
un beso.

Jesús también es para mi un placer leer tus poemas y ese tono de asturianina me encanta.
un beso.

Codorniu pienso exactamente los mismo, la precisión y belleza de algunas palabras japonesas llenas de sentimientos.
un beso.

sombras pues si tienes ocasión aprovéchala, es un espectáculo lleno de fuerza.
un beso.

elpoeta felicidades por tus 200 mentradas, llegaré enseguida a cuatrocientas, espero brindar contigo.
un beso.

sara sí..¿qué tendrá Oriente?
¿vienes por asturias este verano?
un beso.

candi, efectivamente , el espectáculo queda suspendido en tu corazón... así me sentía
un beso.

nayuribe, pues a disfrutar de la danza, hay mucha poesía en ella.
un beso.

pablño, la vida merece la pena vivirla con intensidad, gozarla apasionadamente.
un beso.

ir-n hs captado exactamente la magia del momento...eran nuestros latidos a la vez que los tambores en plena percusión.
un beso.

Mil sonrisas, más besos y abrazos.