miércoles, mayo 06, 2009


Los acantilados del oriente asturiano y la maravillosa voz de Barbara Hendrick me acompañaron este fin de semana.
BARBARA HENDRICKS

Su voz me eleva a ti,
pura, sin tapujos,
disfrutando los cielos,
desfilando los sueños,
que tú mueves azules.

Al caer la tarde espero
tu calor ante la chimenea,
olor a pan caliente y tú,

mientras cierran los parques
sus bancos solitarios
ante el descanso vacío de la noche,

pasan las campanadas
se guardan todos los duendes
y tu y yo
abrimos otros tiempos.
La fotografía corresponde a los acantilados de la Playa de Guadamía, cerca de Llanes, Asturias.

19 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Otros tiempos abiertos pero desde estos momentos.
Bello.

Noelplebeyo dijo...

Vaya vista...para perderse...recuerdo con añoranza el camping de la paz

Alatriste dijo...

Adoro los paisajes de acantilados. Hoy necesitaba paz y me acordé de ti, de tu calma. Espero que no te importe que camine un poco por tus prados. Busco tranquilidad. Espero que estés genial, amiga. Un beso fuerte.

Candi dijo...

Subida en esa enorme roca, junto a los bellos acantilados, contemplo la inmensidad del mar y del cielo y me dejo llevar hacia los lugares más recónditos en tu magnífica compañía.
Preciosos lugares y bonito poema.
Besos

Nayuribe dijo...

Mmm no conozco la canción... voy a tener q buscarla. Besitos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Los acantilados me hacen sentir sentimientos especiales, no sé porque son tan llamativos y tan bellos, ver esas formaciones tan impresionantes y a veces golpeadas en el fondo por las olas de la mar.

No sé quien es BARBARA HENDRICKS pero la voy a buscar para oírla y el poema que agregas es bellísimo, ojala siempre podamos abrir otros tiempos, para disfrutar cada día de la belleza que Dios nos da con los acantilados, el calor y olor a pan y todo eso que son pequeños grandes detalles, que haces que disfrutemos plenamente nuestras vidas y hacernos muy felices.
Saludos

Esmeralda Martí dijo...

CUANDO HAY UN TU Y UN YO, EL PAISAJE, LA LUZ, LA CHIMENEA, EL SILENCIO DEL PARQUE ... TODO ES MARAVILLOSO. DISFRUTA DE ESAS SENSACIONES Y VIVELAS A TOPE.
UN BESO, ESMERALDA
= que pena que no estes en el botanico = este ordenador no tiene acentos, lo siento, me da rabia...

Terly dijo...

Con esa voz, ese acantilado y ese cielo es fácil abrirse a otros tiempos, sin duda a´un más esperanzadores.
Un beso

SUAVE CARICIA dijo...

hermosa fotografia, com bello las letras.

dejo
suaves caricias

mara-mara dijo...

Excelente compañía para un fin de semana. Aunque hoy es martes me he permitido perderme un ratito entre el verde y los cielos de tus paisajes.
Gracias por tus palabras en mi blog, no entiendo por qué algunas visitas tienen problemas para leer..., agradezco las molestias que te has tomado para poder llegar a descifrar mis letras.
saludos y mil gracias de nuevo!

Lucía dijo...

Asturias, una de mis asignaturas pendientes.
Llanes casi lo conozco por boca de amigos que me cuentan que es una preciosidad.
Bello poema y bonito fin de semana el tuyo.
Vuelvo a leerte, y si me permites te llevo a actualizaciones.
Un beso.

impersonem dijo...

Está bien eso de disfrutar los cielos y abrir otros tiempos.

Un poema con sabor a hogar.

Besos.

gaia56 dijo...

Jesús pues sí... a veces es necesario abrir tiempos pasados para revivirlos.
Ya veo por tu blog que de actividad poética tenéis.
Un beso.

Noelplebleyo no sé cúal es el camping de la paz peero la verdad es que el oriente de Asturias tiene encanto especial.
Un beso.

Alatriste encantada de que mis acantilados te den paz cuando la necesitas. ¿estás bien, verdad?
Un beso.

Candi pues leer poemas, declamarlos al lado del mar en estos acantilados es un lujo doble. Te lo garantizo.
Un beso.

Nayuribe el poema es mío mientras cantaba Barbara muchas canciones, entre ellas el Aleluya.
Un beso.

Roy efectivamente de losa cantilados lo que más me conmueve el sentir el constate golpear del mar que a duras penas los moldea.
Bárbara tiene una voz espléndida, encontrarás de ella en la red.
Un beso.

Esmeralda sabemos lo que es disfrutar sdentimientos, aunque ya sabes el poeta es un fingidor.
Sé por tu blog que las lecturas del botánico estuvieron genial. ¡Gracias por las fotos! ¿Tenemos lectura este sábado?
Un beso.

gaia56 dijo...

Terly a veces es dificil abrirse a otros tiempos, aunque el contexto te ayude, pues es mas una cuestión de interiores.
Un beso.

gracias por tus suaves caricias.
Un beso.

mara-mara creí que era un juego el tema de utilizar letras cifradas, de todas formas seguiré paseando tu blog.
Un beso.

lucia es dificil tener una asignatura pendiente como Asturias. ¡Ánimo! y cuando quieras aquí estamos para disfrutar.
Un beso.

impersonem, pues sí... está bien lo de abrir y disfrutar otros tiempos... no puedo estar más de acuerdo contigo.
Un beso.

Amigos gracias por pasear mi espacio, mil sonrisas y abrazos.

la-nata-contra-el-vidrio dijo...

Ese mundo, la luz del día, la abreviación con la cual nos derriba la noche, su oficio de ceguera, tus acantilados Gaia, mis acantilados, que braman unas cuadras abajo del lugar donde vivo, todos estos fenómenos ligados intensamente a la vida, nos reúnen junto al hilo mágico de la poesía, aquí tú y yo nos damos cita para disfrutar de la creación propia y ajena. Eres una afortunada, Gaia.
Un beso de xavier.

Sara dijo...

Dios miooooooooooooooooooooo! mi Llanes adorado, Gaia seguro que lo disfrutaste mucho, nada más ver la foto ya sabía lo que era, reconozco cada rincón de LLanes....creo que ya lo intuyo, es tan fuerte ese sentimiento mio por aquella tierrina, es....parte de mi vida, una parte muy importante de mi vida.Y estas palabras que acompañan a tu viaje....simplemente deliciosas, cuanto disfrute esta entrada tuya.
Pasate por el museo de Valdehuesa te encantará.
Un abrazote asturianín, muy asturianín, aynsssssssssssss mi Asturias, nuestra Asturias.
Muack

Codorníu dijo...

Gracias, amiga. Los acantilados siempre fueron mi musa.

Llanes, Ribadesella: fui feliz, cuando no lo sabía.

Un beso, desde la meseta crispada que se ahoga.

Pepe C.

ybris dijo...

No encontrarías mejor compañía que ese paisaje y esa voz.
Tu poema lo manifiesta perfectamente.

Besos.

Lamia dijo...

Los que vivimos tierra adentro no dejamos de envidiar nunca la posibilidad que tenéis los del litoral de vivir el mar.