domingo, marzo 15, 2009




MEDIO SIGLO DE EXILIO Y DOS CONCIERTOS

Este fin de semana tuve bien presente el recuerdo del pueblo tibetano. Llevamos medio siglo de exilio tibetano.
Cuando llegué a Dharamsala por mi primera vez mi impresión fue un pueblo de gran actividad, pequeños puestos de venta, autobuses y mochilas, banderas tibetanas, monjes budistas transitando por doquier, cánticos y procesión al atardecer, los colores naranja y canela, granate y berenjena de sus túnicas y sus sonrisas, siempre su amabilidad y sus sonrisas, también el museo tibetano, los paneles de las personas tibetanas desaparecidas, los dos templos, la casa del Dalay Lama. Pasé tres días deambulando sus calles, paseando la limpia naturaleza hacia la cascada Bhatgsu, sintiendo un pueblo en el exilio, un pueblo que había vivido por los siglos tras aquellas altas montañas que ahora les separan. Para siempre quedó en mi el sentimiento de solidaridad con este pueblo, pegado a la piel como la lluvia, la humedad y los tés con ginger y honey al atardecer y las reposadas y placenteros charlas que fueron mi compañía en aquel viaje.

Pero vivo en Gijón y disfruté dos conciertos que quiero compartir. El viernes el cantautor Víctor Álvarez en Tom Corless. Podéis encontrar linkeado el blog de esta cantautor y poeta.
Con un intermedio de oricios en Bañuges y cambiando la dimensión musical la noche del sábado fue para Michael Nyman y su banda, Mozart 252 y con Marie Angel y 8 Lust songs: I Sonetti lussuriosi de Pietro Aretino, por supuesto en el Teatro de La Laboral.
Y aún me falta disfrutar del domingo.

Las fotografías son de Dharamsala en verano y al atardecer.

19 comentarios:

Codorníu dijo...

Debo ser un inculto, pues no conocía a los cantantes de ninguno de los dos conciertos.

Respecto del exilio tibetano, me alegra saber que ambos hemos tenido la suerte de tener algún contacto con el dharma en esta vida.

Un beso.

Noelplebeyo dijo...

Y lo que les queda aún...por desgracia

gaia56 dijo...

Codorniu, no eres un inculto. El primer cantante Víctor es un amigo que colabora con el grupo de poesía al que pertenezco.
El segundo concierto es de un músico ingles "minimalista", Michael Nyman, el compositor de la banda de la película "El piano". Te mando a tu correo un enlace del periódico de hoy. Encontrarás mucha información en la red.
osd puse dos enlaces en el post.
un beso.

Noelplebeyo, parece que efectivamente les queda tiempo. Se habla poco del pueblo tibetano.
un beso.

Amigos gracias por leer, mil sonrisas os regalo.

gaia56 dijo...

Veo que no dispongo de tu correo Codorniu. Te añado aquí el enlace.

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009031500_46_735774__SOCIEDAD-Y-CULTURA-minimalismo-Nyman-llena-Laboral

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Los pueblos que sufren represión y exilio merecen siempre el apoyo de la comunidad internacional.

santiago dijo...

hola gaia, un saludo, el tibet es otro pueblo en peligro
un abrazo

beker dijo...

Una propuesta excelente, espero que haya seguido la buena racha.. lo del Tibet, otra realidad incomprensible.. un saludo

Terly dijo...

Entiendo perfectamente tu cariñoso recuerdo de esos cánticos, del colorido, de las sonrisas y amabilidad de sus gentes porque todo cuanto explicas invita a la serenidad, a la relajación a transportarse a un paraíso fuera de la realidad de este mundo.
Un beso.

Nayuribe dijo...

Yo no conozco a esos cantantes...:(
Y creo que estoy un poco mal en geografía, porque me desubica un poco en donde andabas...
mmm... un poquito ignorante me siento :S
besitos

gaia56 dijo...

Pedro vivmos al margen de la cantidad de pueblos que viven opresión en este mundo tan globalizado, en el que sin emabrgo circula tanta información, es como si estuviéramos vacunados.
un beso.

santiago, saludos, nos leemos.
un beso.

beker, pues el domingo ya tocó comida de amigos y charla apacible. No me puedo quejar.
un beso.

terly, efectivamentecmo dices sonrisas, amabilidad y relajación son los recuerods que tengo de Dharamsala.
un beso.

Nayuribe te digo lo mismo que a codorniu, Víctor es un cantautor gijonés que actúa con el grupo de poesía al que pertenezco, tienes su enlace en mi blog. Puedes pinchar en el texto que está enlazado su blog. Y en cuanto a Michael Nyman es un músico minimalista muy conocido que compuso la película del piano. También si pinchas en el texto tengo puesto el enlace. En cuanto a la fotografía y mi estancia en Dharamsala son del verano.
un beso.

Gracias por leer. Mil sonriss y abrazos.

Pablo Saldaña dijo...

Otro más que añadir a la larga lista. Y como de costumbre con el silencio de Occidente. Claro, detrás está el apetitoso mercado de China, a quien no se debe incomodar.

Seda dijo...

hace unos años me acerqué con pasos tímidos al maravilloso mundo del budismo. luego huí porque quizá no era el momento, pero aún siento la lluvia del dharma sobre mi cuerpo resbalar limpiándome y despertando mis sentidos cuando medito.
¡este pueblo es una bendición para esta tierra y ha sufrido tanto!.
hermoso relato el que has compartido!
muy bueno tu espacio.

Esmeralda Martí dijo...

Preciosa descripción del mundo tibetano. Me uno a la emoción con que narras su exilio. Mundo de colores acorralado. Injusta opresión...
En cuanto al recital de hoy...CHAPEAU!!!: Originalidad en la presentación; misticismo y religiosidad por el recogimiento, la música y la entrega.; voces líricas, profundas, sentidas...
Me siento identificada con vuestras palabras fruto de la soledad, la búsqueda, el desamparo, la reivindicación, el amor o el desamor...
Y la sorpresa de saber que eras tú, que siempre fuiste amable.
Felicidades y espero compartir conversación ante un café largo; aparte de versos encadenados o lo que sea...Bendita creatividad que nos conmueve y emociona. Me acuesto contenta por el momento vivido. Un gran abrazo
Esmeralda Sánchez

gaia56 dijo...

pablo el mercado de China tampoco en estos momentos se sabe a ciencia cierta como se va a comportar pero desde luego en el tema del Tibet las grandes naciones no dicen nada, callan cómplices.
un beso.

Seda pues si, tuve tu misma sensación de serenidad ante esta pueblo, por eso la sensación de gritar es tal vez mayor.
un beso

Esmeralda, ya te contesté en tu blog ¡qué alegría encontrarte! espero compartir ese café, uan charla larga y muchos ratos de buena poesía.
hgracias por los comentarios sobre el recital, me encanta que lo hayas disfrutado.
un beso

TORO SALVAJE dijo...

China los aplasta, y el mundo mira para otro lado.


Besos.

Beauséant dijo...

el exilio tibetano es un ejemplo perfecto del homo homini lupus est. incapaces de dejar vivir a quien opina distinto.

Terly dijo...

Tienes un premio concedido, RED HISPANIA “Al amor a España” que puedes recogerlo en mi blog cuando quieras y si quieres.
Un abrazo.

Sombras en el corazón dijo...

Oricios!! que bien, con lo ricos que están. Ya se acerca el verano y la movida gijonesa por lo que veo.

Desearemos entre todos que los años de exilio llegen pronto a su fin.

Un abrazo

amelia dijo...

Pues que daría yo por ver el tibet, y por sentir en mi alma su silencio y su bullicio, la gente, el color, todo,
y me gustaría sentir ese aire de espiritualidad que se puede ver en esas tunicas y que nunca he visto,
saludos desde mi isla, o sea, mi republica bananera,