sábado, enero 31, 2009




VUELO DE MARIPOSAS BLANCAS

Dejo atrás el desierto verde,
el agua se estanca haciendo
mil regatos en la carretera,
un vuelo de mariposas blancas
invade mis sueños.
Apareces al lado del camino
abrazado por grandes pimenteros
y en mis manos y mis pies
brotaron primaveras al instante
aunque el monzón era la única
realidad de aquel momento.

Y mirándote a los ojos escribí.
¿Por qué llegaste a destiempo vida,
por qué saliste sin salir del todo?
¿Por qué vuelas, me invades toda,
no dejas resquicio que perfores
e inundes de sonrisas y miradas?
Bendito el día en que llegaste,
nunca salgas del todo todavía,
inúndame a trocitos, invade
humedades, sonrisas y miradas,
riega de primaveras mi alma,
regálame ausencias y pasiones
hasta que vueles y volemos
juntos, siempre, de verdad, del todo,
eternas mariposas blancas.


En una carretera cualquiera, un día cualquiera, aparecen las mariposas blancas. En este caso era en Rajastán, en el mes de agosto, camino de Jaisalmer.

22 comentarios:

mia dijo...

Oh las mariposas blancas

y sus tantos símbolos

Y tú y ese día cualquiera

que no ha sido invierno

ni primavera....

Una belleza como siempre gaia

besos

Miguel Almeida dijo...

Lindo....

Terly dijo...

Bendita alma cuando es regada de primaveras por el ser amado hasta, volar del todo. Entonces y sólo entonces encontraremos la eterna primavera con sus mariposas blancas.
Precioso poema, Gaia.
Un beso.

calma dijo...

El porqué de algunas cosas es materia suficiente para escribir la vida.
Gracias por tu saludo en mi casa.
Tienes una bella página
Saludos

TORO SALVAJE dijo...

El poema es una delicia.
Precioso.

Besos.

ana martinez dijo...

Que sí, que conectan, y muy bien además.
Me gusta mucho

Jesús Arroyo dijo...

Gaia:
Te has salido!!!
Pienso en primavera olvidando inviernos.

Pablo Saldaña dijo...

La segunda y larga estrofa, espléndida. Felicidades.

ir-n dijo...

En mi otro lado del mundo hay una carretera como esa.
Las mariposas blancas entran y salen de mi vida con tanta belleza que no me preocupa a dónde me lleven.
Precioso poema.
Ganas de vivir y amar sin fin.
Mil besos

Nayuribe dijo...

Esas mariposas blancas son bellas, siempre y cuando no se tornen grises en un momento inapropiado...
Blancas decoran espectacularmente el cielo azul, y lo llena poco a poco, al igual que él entra poco a poco en tu vida...

ybris dijo...

Viajes con huellas los tuyos.
Benditos momentos en que la vida nos invade.

Bello poema.

Besos.

gaia56 dijo...

mia tu siempre tan cariñosa... tus palabras siempre son bellas.
Tienes razon, ese día no fue primavera, ni invierno... ni siquiera fue casi ese día.
un beso.

gracias Miguel.
un beso.


efectivamente Terly bendita sea la vida, aunque algunas veces no sabemos vivirla en el momento.
un beso.

calma, espero que pasees mi espacio.
un beso.

toro, tú si que eres una delicia.
un beso.

bienvenida Ana, ¡cuanto tiempo!
un beso.

Jesús, me alegro que pienses en Primavera. Yo no puedo pensar todos los días en primavera pero cuando atrapo uno de esos días lo disfruto mucho.

pablo Saldaña, pues yo que creía que la primera era mejor... espero tu corrección.
un beso.

de eso se trata ir-n, de vivir y amar sin fin.
un beso

nayuribe cuando als mariposas blancas se vuelvan grises volemos de nuevo en busca de mariposas blancas.
un beso.

sí, Ybris, mis viajes dejan huella en mi. me gusta mucho viajar, empaparme de otras culturas y la India la alejo con dificultad de mi pensamiento.
un beso.

gracias amigos por vuestros comentarios.
un millón de abrazos y la mejor de mis sonrisas... los besos como siempre os los dejé en vuestra ventana, si salís a recogerlos veréis como está creciendo la luna.

Noelplebeyo dijo...

Muy bello el poema y muy estimulante la fotografía...que viaje...volveré a ver por donde has andado.

Saludos

las alas del alcaudón dijo...

Sabría -entre muchos- que este poema es tuyo.
"Bendito el día en que llegaste,
nunca salgas del todo todavía,(...)"

Qué bonito...

Berna dijo...

Mariposas blancas...una compañía suave para cualquier viaje, seguro.

Bss

Sasian dijo...

las bellas mariposas blancas nos regalan poder pintarlas del color que nos gusten, según nuestros sueños...incluso dejarlas blancas.
Sentirnos inudadas por amor, amantes, por el tiempo...que transfieran real a nuestras sonrisas, miradas, besos, pasiones...volemos como mariposas blancas llenas de primavera.

Sombras en el corazón dijo...

No importa donde ataquen las mariposas blancas; siempre provocan el mismo efecto... tan agradable

Un beso

gaia56 dijo...

noelplebeyo, serás bienvenido.
Aunque estos días mi casa va muy lenta, ando liadísima.
un beso.

alas ¿por qué sabrías que es mío ese verso? ¿soy tan previsible?
un beso.

berna¡qué alegría! ¿sabes? no he vuelto a encontrar mariposas blancas desde aquel día.
un beso.

efectivamente sasian, ese sentimiento quería trasmitir.
un beso.

jajjajajjaja... sombras sí es un efecto muy agradable, placentero.
un beso.

amigos y amigas gracias por pasear mi espacio. Mil sonrisas y abrazos.

la-nata-contra-el-vidrio dijo...

Estas mariposas advinieron en un lejano país, en el cual eras pasajera o residente novel. No importan las circunstancias sino el prodigio de la invasión y el dejarse invadir, como una forma de la felicidad.
Un beso de xavier.

la-nata-contra-el-vidrio dijo...

Estas mariposas advinieron en un lejano país, en el cual eras pasajera o residente novel. No importan las circunstancias sino el prodigio de la invasión y el dejarse invadir, como una forma de la felicidad.
Un beso de xavier.

ATHO dijo...

Algo maravilloso ha llegado a mí.
TU POEMA.

gaia56 dijo...

pues si, natacontraelvidrio, lo que importa es el momento vivido invadida de felicidad.
es bueno darse cuenta de que se es feliz.
un beso.

atho bienvenido a mi blog. Gracias òr tu comentario.
un beso.

amigos he estado muy liada con el curro y febrero me pasó en blanco, mis poemas están a la cola para salir y disfrutarlos.
Mil sonrisas, besos y abrazos.