viernes, diciembre 12, 2008




SILLA VACÍA

Algunos días bebo
lluvia de cristales,
vestida de arcilla
intento torpes vuelos.
Si viene a rescatarme tu recuerdo
sonrío, sobrevuelo distancias,
construyo puentes de deseo.

El asfalto, algunos días,
atraganta mi paso,
gris empeño del reloj
en pasar despacio,
me bloqueo y no fluye
el nudo de mi estómago.
Necesito sentarme
a la sombra de tus canas,
ganar altura y respirar
el aroma de tus besos,
pero una silla vacía
me acompaña.
Sentí la silla vacía cuando hacía esta foto al atardecer en verano desde un cenotafio en Jaisalmer, Rajastán (India)

20 comentarios:

Mikel dijo...

hola Carmen, mira este pps a ver si te gusta

Mikel

http://www.esnips.com/nsdoc/44f642f5-be4c-41bb-a72a-4c2071642bd3/?action=forceDL

Mikel dijo...

http://www.esnips.com/nsdoc/44f642f5-be4c-41bb-a72a-4c2071642bd3/?action=forceDL

Pablo Saldaña dijo...

El poeta es un fingidor, de acuerdo. Pero también expresa su sentir a borbotones, sobre todo si las musas sobrevuelan por parajes como el que muestra la imagen.

mia dijo...

Hoy la belleza

está en su trono!

Tu poema,que adoro

y esa fotografía....

Besos

XuanRata dijo...

Ante un atardecer como ese urge la necesidad de compartirlo en ese mismo momento, pero la silla vacía lo tiñe de cierta melancolía y te permite, tal vez, llegar más lejos en ese atardecer, que hoy y ahora sigue atardeciendo porque la ausencia nunca termina.

Un beso, Gaia.

Nayuribe dijo...

Ese nudo en el estómago no me deja descansar tranquila desde hace 2 semanas, por el deseo de estar a la sombra del hombre que amo...
ahhh, éste nudo no quiere dejarme respirar...

Besos

Codorníu dijo...

Ay, la silla vacía. Tengo una en mi Taberna (el otro blog) solitaria en medio de la arena de una playa del Cantábrico. Creo que refleja, lo que no pueden decir las palabras, salvo cuando se escribe como tú.

(Haz hecho un poema muy bonito)

Un beso.

Supermamá dijo...

Con retraso por causa del trabajo, pero aquí estoy para agradecer tu paso.

Precioso poema...ya me imagino la vista sentado en ese cenotafio.

Un saludo

Terly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Terly dijo...

Lo malo, mi querida Gaia, no es esa silla vacía ante una puesta de sol, lo malo es que nunca sea ocupada ni ante una mirada al horizonte marino,o a los picachos de unas cumbres doradas por el sol del atardecer,o a las blancuras de las dunas del desierto, lo malo es que la silla siempre esté vacía y sin esperanza de ser ocupada.
Un beso

Jesús Arroyo dijo...

Está lleno el poema de vacíos??? Has llenado este ratito mío.
Besos.

ybris dijo...

Es hermoso encontrar compañía en una silla vacía.
Peor sería encontrar soledad.

Muy bello poema.

Besos.

Sara dijo...

Que fotaza y que texto, en la India!!!!
No me extraña de tu inspiración, y esa silla vacia ya está llena de espectantes lectores que disfrutamos con tu blog.

Un abrazote

la-nata-contra-el-vidrio dijo...

Sobrevuelo distancias Gaia, para felicitarte ante esta poesía tan bien resuelta; cuando el autor deja fluir los sentimientos y ellos se transforman en arte, yo, me siento reconfortado.
Un beso de xavier.

Terly dijo...

Con mis mayores deseos de que pases tú y tu familia unas felices Navidades.
Un abrazo

VILLANCICO DE NAVIDAD
Terly

Fue un día veinticinco de Diciembre,
cuando nació el Niño Jesús en Belén,
¡Qué frío más grande el de aquella noche!
se helaron los charcos y el pozo también.

María y José cantaban al Niño
canciones más viejas que Matusalén
y los pastorcillos con gracia sonaban
zambombas, panderos y hasta la sartén.

Mientras la mula y el buey resoplaban
y daban calor al Rey en los pies,
los Magos le dieron valiosos regalos
de oro, incienso, mirra y dijeron, amén.

Una estrella brillaba en el cielo
que iluminaba toda Jerusalén,
¡anuncio de Dios que a todos traía
un mensaje de amor, de paz y de bien!...

Mónica dijo...

A veces se impone el poeta, a veces se impone la poesía...
Besos

gaia56 dijo...

jajajjajajajja. Pablo el poeta es un fingidor que vie sus propias fantasías.
un beso

gracias mía, eres un cielo.
un beso.

tienes razún xuanrata, la soledad te hace caminar más habitualmente, aunque a veces te encoje un poquito.
un beso

nayuribe, creo yo que ese nudo se libera sobrevolando nubes y caminando hacia nuevos tardeceres.
un beso

codorniu buscaré esa foto. Una vez vi una entrevista a un personaje sentado en una silla en la playa con las olas cubriendo sus pies... no sé porqué me la ha recordado tu post.
un beso.

supermama, yo también ando con mucho curro, espero pasear tu blog.
un beso.

terly sabes que creo que peor que la silla vacía es la silla llena de compañía en soledad.
un beso.

jesus arroyo, gracias por llenarte de pequeños vacíos que comparto.
un beso.

efectivametne ybris, que estupenda compañía la silla vac´
ia frente a la compañía de la soledad.
un beso.

sara, gracias y es verdad el atardecer fue maravilloso.
un beso.

gracias xavier-nata por las felicitaciones.
un beso.

mónica poeta y poesía no tiene siempre el mismo sitio.
un beso.

amigos pasaré por vuestros blog para desearos felices fiestas. los besos los dejé en vuestra ventana y las sonrisas y los abrazos debéis venir por ellos.

Sasian dijo...

pronto vendrá el recuerdo para rescatarte y llenar esa silla vacía. Cuando nos atrapa el recuedo y se convierte en presente somos capaces de levantar muros de contención contra el bloqueo y el dolor.

enorme poema

Lamia dijo...

Una foto preciosa. Acabo de utilizar esa silla vacía para sentarme a descansar un ratito mientras pasaba a desearte una Feliz Navidad.

Roberto dijo...

Hermoso poema, lleno de luz pero también de ocaso...voy a leerte un poco más. Me demoro un rato en tus versos...