domingo, agosto 03, 2008



GOTAS ROJAS DE MIEDO

La noche paseaba por la calle,
sus desgarros planeaban a mi
alrededor,
notaba un sudor de miedo en mi garganta

y avanzaba hacia mi cabeza
una gran ola,
parecía espesa y dulzona como un desierto,
había desaparecido el bosque,
había desaparecido el cielo en la ciudad,

aladas y negras siluetas sobrevolaban
como sombras navegantes,
como quillas en el mar,
rápidas viraban buscando presas
distraídas.
Blancos accesorios eran sus dientes
en ansias de refugios duraderos.

La madrugada cesa el ruido
dejando arterias abandonadas,
cuerpos secos e invadidos
por un manto rojo
que cubre el espacio.

Ensoñaciones recorría esta tarde,
esta siesta de agosto,
y desperté
con un sabor dulzón y espeso
en la garganta.
Roja era mi almohada,
mi nariz había roto libre
algún hilo del camino.
Hacía mucho tiempo que no aparecían los grafitis, que tanto disfruto, en mi blog. Éste lo encontré paseando en invierno por Alfama, en una intensa noche de fados.
En cuanto al poema deciros que el grupo de poesía al que pertenezco, ENCADENADOS, había sugerido escribir sobre vampiros en el mes de junio.

7 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

En los sueños de "tripa llena"
se ven cosas que no queremos,
que nos alarman,
que nos dan miedo.

Besos.

Olga S.Isidro dijo...

Buen poema, las imagines de la noche me parecen muy acertadas.
Un placer pasear por su casa.
Saludos.

gaia56 dijo...

jajajjajaaj... efectivamente los "sueños de tripa llena".
un beso

olga, gracias. Sé siempre bienvenida, ya sabes estás en tu casa.
En realidd me costó hacer un poema sobre algo que no me habitual, ni tomo en consideración, por eso el truco del sueño.

gracias a los dos por pasear mi espacio. Marcho de vacaciones, espero poder abrir el blog desde la India, en donde estaré hasta finales de agosto.
Mil sonrisas, besos y abrazos.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que bello poema, esta frase: aladas y negras siluetas sobrevolaban
como sombras navegantes,
como quillas en el mar,

Simplemente me fascino. Y la forma tan delicada como expresas, que la sangre broto de un vaso capilar de tus venas.
Saludos

gaia56 dijo...

gracias roy... esos versos que citas son también los que más me gustan a mi.
En cuanto al final...es que de alguna forma tenía que inventar un poema sobre sangre y vampiros...jajjajja.
un beso.

poeía-de-alféizar dijo...

ESta poesía, Gaia, suena a tórrido verano, con invierno metido por todos lados. He aquí una historia de vampiros con algo de cierto en la almohada, un sueño de pesadilla diurna para una noche tumultuosa.
Un beso a ti de xavier.

azpeitia dijo...

Nunca duermo la siesta....los sueños son atormentados y se levanta uno de mal humor, con una extraña sensación de no saber si es de día o de noche....un abrazo de azpeitia