lunes, julio 21, 2008









Adiós a la XXI Semana Negra de Gijón, ya esperamos la XXII

Ayer se cerró la XXI Semana Negra de Gijón con el lujo de ciento treinta escritores participantes y cincuenta y cinco mil libros vendidos. Un millón de personas pasamos por allí.
Disfruté de muchos momentos. Escuchar a Semprún fue delicioso por su lucidez y cercanía. La noche de poesía con José Emilio Pacheco, Sabina y García Montero y la noche de Todos somos Ángel fueron especialmente multitudinarias en la Carpa del Encuentro. Hacía años que Ángel González no faltaba a este encuentro y éste año tampoco nos faltaron sus poemas.
Las exposiciones de Fotoperiodismo y las proyecciones en la carpa del Encuentro ocupan todos los años un tiempo en mi particular SN. Este año se firmó/ firmamos un Manifiesto sobre el Fotoperiodismo y los derechos Humanos. El 12 Premio de Fotoperiodismo Ciudad de Gijón fue para el trabajo de Gutenfelder, Afghan War en blanco y negro. También un premio especial para W. Astrada por sus fotografías en color Violencia postelectoral en Kenia, enero de 2008. Muchos trabajos de calidad pudimos disfrutar con el corazón encogido por la denuncia de sus imágenes. Dewere, La verdad bajo tierra en Guatemala, Guatemala noche de Tomasi, y Había una vez un niño en Camboya de Díaz.
La exposición de comic este año nos trajo cincuenta deliciosos cartones de Canales&Guarnido, en acuarela y pluma, de Blacksad: gato, detective y negro.
Sigue siendo magnífica la inicativa, ya tradición, de regalar libros por parte de la organización de la SN, libros desde el pequeño formato de poemas de José Emilio Pacheco, el propio catálogo de los cartones de Canales&Guarnido y los fabulosos dos tomos de producción Semana Negra–Pepsi, con veintiocho textos Weimar desde el olvido y casi cincuenta participantes con imágenes y texto, cuatro paginas aproximadamente cada participante en Weimar desde la memoria. Os iré contado sobre ellos.
Confieso que no seguí este año los conciertos todos los días y que sólo visité la carpa de Radio Kras para tomar una copa. Sepan Vds. lectores que algunas personas llaman macrobotellón a este espacio multicultural que es la Semana Negra, porque ya se sabe que hay gustos para todo.
¡Ah, se me olvidaba! Frente a algunos descontentos manifiestos he decir que yo me sentí muy a gusto con la presencia de senegaleses, confieso que hasta me compré un bolso y sentí su preocupación cuando recogían apresuradamente sus mercancías expuestas en el suelo por la amenaza de la pérdida de sus ventas.
En resumen la XXI SN ha cumplido con sobresaliente y la hemos disfrutamos.

11 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Y yo espero estar...
Besos.

mercedes sáenz dijo...

Lei algunos textos y me paecieron muy bien escritos,pero me temo que desconozco los temas en profundidad, si bien se pueden apreciar nitidamente algunas cosas.
Quería agradecer las palabras que dejaste en mi blog. Un saludo cordial. Mercedes Sáenz

Mundo Interior dijo...

Un placer llegar desde mi mundo a tu mundo.

Un abrazo

brujaroja dijo...

Sí, yo lo único que siento es que apenas pude aparecer por allí. Pero me encanta saber que hay cronistas que nos acercan sus impresiones y su visión de las cosas...
Muchas gracias y a por la vigésimo segunda...

Pablo Saldaña dijo...

Enhorabuena a todos los gijoneses por el éxito de la Semana Negra... Y envidia sana por no poder disfrutar de eventos de esa naturaleza.

Lola Bertrand dijo...

Lo cierto Gaia, es que este es el primer año - la salud- que no he podido ir, la he vivido desde sus comienzos y siempre compro máscaras de madera o alguna chchería para ayudar al personal.
Gracias por tu crínica y abrazos de mar.
Lola

Dédalus dijo...

Es increíble cómo se ha ido consolidando la Semana Negra... y el impulso que parece dar a Gijón durante los días en que dura.

Me has hecho recordar lo mucho que disfruté de tu ciudad... en épocas geológicas no tan lejanas.

Besos, Gaia.

Ana dijo...

Hola Gaia!
Vengo de mi blog al tuyo, siguiendote la ruta
Qué buen encuentro el que contás; qué ganas de estar allí, de conocer, escuchar, leer, ver...
Te dejo un abrazo grandote y contá conmigo en Buenos Aires, si te llega a ser útil

Alatriste dijo...

Un magnífico evento el que nos relatas. Hubiera estado bien poder asistir. Je, je, je.
¡Enhorabuena!
Pude encontrar un hueco en mi marejada y entre tantos problemas técnicos, logré pillar un ordenador, por lo que te visité para volver a leerte.
Espero que estés bien y que todo te vaya genial.
¡Buen verano, amiga!

Guillermo Soto Garcia dijo...

que bien me parece todo esto
espero no me hayas olvidado pero cuando se pierde la inspiracion no se puede hacer nada, es por eso que estuve desaparecido.
ya estoy de vuelta
y espero no irme jamas

saludos y hasta pronto
un gran abrazo a la distancia

gaia56 dijo...

Gracias amigos por vuerstros paseos por mi espacio.

Jesus espero verte la próxima semana negra por aqui. Y puedes no esperar tanto.

mercedes estás en tu casa, espero volver a leerte por aquí. Yo también disfrutaré de tu espacio.

mundo interior nos leemos.

brujaroja, ya estamos más en contacto y aunque no apar4ezcas estás más presente. Yo te imagino con tu dulce sonrisa de siempre. Un beso.

plablo no queda tan lejos mi tierra. Ya sabes estás invitado.

Lola a mi también me gustan las máscaras y la esculñtura africana. Este año me prometí que no compraría ninguna porque ya no tengo sitio.

dédalus, exagerao ¡épocas geológicas! si, la Semana negra se ha consolidado y creo que el éxito es la multiculturalidad. Disfrutamos mucho muchas personas del evento festivo literario y otros sólo del festivo.

na te digo lo mismo que a los demás. ánimo, estamos lejos pero el mundo da muchas vueltas.

alatriste, cualquiera que sea el maremagnum en el que estás metido ya sabes que aquí tienes tu espacio. Celebro que pudieras pasar. Un beso.

guillermo saludo tu nueva inspiración. esto es así, no siempre las musas acompañan y algunas veces casi nunca. Un abrazo.

Amigos, besos, mil sonrisas y abrazos. os espero y os disfruto, gracias por pasar por aquí.