lunes, julio 09, 2007


Hoy el mar estaba gris y yo llevaba demasiados perdigones en las alas.

ALAS PARA MI LIBERTAD

Necesito urgentemente unas alas
para volar
porque me quedo quieta
y viene el frío,
el oscuro desierto me invade
y mis sueños se alejan de mi.

Debo encontrar unas alas
para regresar rebelde
que aún soy por dentro,
para no dejarme arrastrar abandonada
por negras corrientes,
para buscar las aguas trasparentes del norte,
para sobrevolar la bancarrota de mi vida,
alejar el miedo que asoma algunos días
al atardecer.

Necesito abandonar la etiqueta
con la que me veis caída,
dejar fluir la luna roja
que poseo tras la máscara
que ni yo misma hoy puedo inventar,
que ni yo misma, sin alas,
sé de mi pecho arrancar.
La fotografía de Luanco un domingo que estaba gris por fuera y por dentro.

19 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Que Tal.., pasaba a saludar y dejar un cariño enorme.
MentesSueltas

Debo encontrar unas alas
para regresar rebelde... bellisimo.

Kraepelin dijo...

Sueñas alas que ya tienes
que por perdigones no mueves
por bilis negra olvidas
y por dolor escondes.

Vuelas sueños que construyes
cada día con la sonrisa escrita,
triste y alegre,
todo es parte de la vida.

Es el frío en que te envuelves
pesada sábana, dulce recuerdo
de los mares, amores, morales,
amares... y otros sueños.

Miedos, grises desiertos,
máscaras, lágrimas y esos besos,
todos ellos son tus alas
solo tienes que aprender a moverlos.

Para que fluya todo tu sentir, toda tu por dentro....

Que las alas que sueñas
son la luz y tus sombras,
ellas son tus quieros y tus fueros
tu luna negra, roja...

Son ellas, las alas, tus dos egos.

Rasgado dolor de pecho
ese que tanto muerde dentro...
...muy bonito Gaia

...sigue volando alto
...que tú ya sabes hacerlo!!!

fran rubio dijo...

Acerca de la libertad, he descubierto que la necesidad de alas es una esclavitud más. ¿De verdad son necesarias para volar? Habría que investigar en profundidad esa información prestada, quizá nos llevásemos alguna sorpresa...

La cónica dijo...

No se puede volar siempre. No digo yo retorcerse en la propia miseria, pero sí dejarse quitar los perdigones con mimo. Esperar a que las heridas cicatricen un poquito. Soñar con volar. Y volar, cuando se pueda.

Que los transplantes de alas suenan muy drásticos. Deben ser peligrosos.

Me gustan tus versos. Besos sin plumas.

Mikel dijo...

Esos perdigones son solo pequeñas heridas superficiales, afortunadamente el tiro te paso rozando, asi que a partir de ahora vas a tener que diferenciar los que llevan el arma cargada y evitar a aquellos que la quieran utilizar contra ti.
Aunque el dia este hoy algo gris, ya veras mañana como amanece un claro y soleado dia en un mar tranquilo y sereno.

La ligaterna azul dijo...

es un buen momento para empezar a caminar por la nueva senda que conduce hasta tus sueños, aunque haya que desviarse para llegar...

un abrazo

toyotin dijo...

ozuu...

thoti dijo...

.. que encuentres lo que deseas y lo que buscas.. si lo deseas con fuerza ni unos pobre perdigones podrán detenerte..
.. saludos desde mis colinas gaia..

gaia56 dijo...

mentessueltas.. ¡cuanto tiempo! nos seguimos leyendo.

kraepelin,y ¿esa interpretación de mi poema? tiene cuatro o cinco imágenes que me gustan mucho. ¡ánimo con las alas para todos, a volar!

fran rubio, yo al menos de vez en cuando las necesito, aunque no sea más que para distanciarme y verme desde más lejos.

la cónica, siemrpe tan en su justo punto. Tú dices, volar cuando se pueda, pero te digo que merece la pena el esfuerzo.

mikel, efectivamente, de eso va... aprender a distinguir, seleccionar.

ligaterna, emprender siempre la senda, aunque muchas veces nos hayamos desviado.

toyotin, glup, tú por aquí, bienvenido.

thoti, efectivamente no podemos dejar que unos pocos perdigones vayan a pifiar el viaje, pero a veces aciertan en puntos certeros.

besos, sonrisas, abrazos para todos.

modes amestoy dijo...

gracias por tu visita. Preciosa tierra la tuya.
Triste las palabras, o la sensación que me queda tras ellas.
Un abrazo

coco dijo...

Yo también quería sólo alas, y al final me quedé con toda la compresa. Pero no es de color gris, ni blanca, y no depende del lugar...

Sintagma in Blue dijo...

besos alados

malena dijo...

Te dejo mis alas para que puedas llegar hasta donde desees. Hasta donde el sol te ilumine y desaparezcan los malos recuerdos.Hasta donde unos brazos te recojan y entonces ya no las necesites. Precioso escrito y de verdad, que te dejo mis alas. Ya me las devolverás cuando yo también necesite volar.Un beso.

Joan González dijo...

vuela, vuela...

salut

joan

mahiakeff dijo...

Lindo.

M.

Virgen dijo...

¿Que sucede si solo hay un par de alas y son dos los que quieren volar?

gaia56 dijo...

modes no siempre el cuerpo está de pandereta... pero seguimos buscando las alas.

efectivamente, coco, la vida viene al compreto, ya sabemos luces y sombras cada día.

sintagama, ya siento tus besos alados.

malena, gracias por tus alas. Hay un problema y es que cada uno ha de buscar las suyas, pero... mientras las encuentro me refugiaré en las tuyas.

joan, ya vuelo, por eso siento cuando me fallan, cuando los perdigones se me acumulan.

mahiakeff, te visitaré, no lo dudes.

virgen creo que cada uno debe tener sus alas, a lo sumo pedir ayuda, pero dos alas solamente para dos lo veo complicado.

besitos, sonrisas, abrazos de veras.

El detective amaestrado dijo...

Tendrías perdigones, pero planeas de maravillas sobre las palabras...

rocanlover dijo...

Gaia, que bonto poema, Kraepelin lo dijo también, tu sabes volar y tus invensibles alas desplegadas, me llenan de luz!
Abrazos y a volar una y otra vez más!