miércoles, diciembre 13, 2006







OS STENSILS DE LISBOA



Nada más llegar vino a verme el dios del tiempo para dejarme claro que el tiempo no era necesario, que no existe "que ya es nuestro y lo anulamos". En Lisboa, casi siempre, anulo el tiempo.

Volvió tu sombra negra trajeada adornada de muchas alharacas, con colores fluorescentes que brillaban en la oscuridad y volviste a deslumbrarme en mis recuerdos. Kavafis era mi compañero "sé que viajo a Ítaca y nada mejor puede sucederme", a menos que tú no te encuentres en el camino, y aún así numerosas aventuras me suceden y muchas Ítacas me rodean cada día.

Su rostro apareció varias veces ayer, quise guardar su alma en envuelta digital. Reconozco las hendiduras de tu cara, las arrugas en tu frente y el ceño fruncido que nos caracteriza.

Viajé a otras nebulosas de graffitis en paredes, nada me pareció interesante, nada tan interesante como volver a Pessoa, aunque no tuve más remedio que aparcar mis pensamientos en Eugenio de Andrade:

“Creio que foi o sorriso,
o sorriso foi quem abriu a porta”.

Se cruzó tu sonrisa en la Rua das Flores, ascendiendo hasta Camoes, y ya el resto de los días te quedaste conmigo. Y era cierto "el tiempo fue nuestro y lo anulamos".

Ya sabéis que me gusta observar las paredes y recoger algunos mensajes en graffitis o stencils. Los stencils últimamente en Lisboa son muy frecuentes. Ya sabéis que los stencils son como graffitis pero hechos con una plantilla, de forma que se repiten en distintas paredes el mismo dibujo. Estas fotos son de este fin de semana pasado.

18 comentarios:

ana martinez dijo...

Buenas las fotos.
Buenos los comentarios.
Buena, la elección de poetas.

El post respira amor hacia una ciudad enamorada.

Me gustó.

El detective amaestrado dijo...

Y la lengua portuguesa tiene una fuerza tan vibrante cuando se escucha, cuando se lee. A mí me atrapa

gaia56 dijo...

Ay, Ana... como dice detective Lisboa nos atrapa.
Por cierto te suena lo de "el tiempo es nuestro y lo anulamos"...no?

Sí, detective... rendida ante la lengua portuguesa. Y ese poema de Eugenio de Andrade TU SONRISA es precioso.

txe dijo...

los stencils molan mucho, hay algunos por aquí que no entiendo como los pueden hacer, supongo que con vbarias capas.

todo un arte.
saludos

JeJo dijo...

-
Hola gaia ...

Me gusta tu manera de transmitir sensaciones y sentimientos. Rojo Unicornio me super encantó!.
Comparto con vos el gusto por el "arte callejero". Una expresión que crece en todo el mundo.

Saludos.

Jejo.

JeJo dijo...

- ( Tambiém amo los Ginkgos ) :)

Gubia dijo...

Cuando leo algo como esto que has escrito ahora, siento la necesidad de mirar por la ventana y dejarme llevar por lo que veo o por lo que imagino que estoy viendo. Me encantan las fotos que haces y acompañan a tu blog.Saludos

Carlos Killian dijo...

Hola gaia,me vine a dar una vuelta por tu mundo,me parece mentira ,que despues de tantos años de vivir en españa,nunca fui aportugal,con lo cerquita que lo tenia,,me ecanto lo que escribisre,killian

gaia56 dijo...

Txe, yo imagino que los harán con varias planillas, tal vez con una sola sería muy complicado... la verdad es que nunca ví confeccionar ninguno, graffitis sí, pero stensils no.

jejo, a mí también me gusta tu blog, y las sensaciones que trasmites. Lo seguiré visitando. ¡Qué bien que seas del club de los amantes de los gingko!

Gubia, un placer tus paseos por mi espacio.

Carlos hay que ir a Portugal, a Lisboa... es una tarea pendiente que tienes la próxima vez que cruces el charco ¿por qué tú estás en el otro continente, no?


sonrisas, besos y abrazos.

Francisco Ortiz dijo...

Hay graffitis que nos miran y nos hablan directamente, como si nos conocieran. Que parece que nos habían convocado a una cita secreta pero inapelable. Me gusta mucho esta serie que estás haciendo. Saludos.

Virgen dijo...

CUANTO AMOR...

QUE CIUDAD...

ME DEJAS IMPRESIONADA

UN BESO Y MI ADMIRACION

Paula dijo...

Hola gaia, cómo me gusta Lisboa a mi también... Y qué fuerza, la de las fotos...

Pessoa fue mi compañero de viaje casi por dos años, todavía no sé cuántas veces me leí "el libro del desasosiego"


Un abrazo

Marga dijo...

Buen viaje parece ser... Lisboa y su encanto. No sabía de los stencils, curioso...

gaia56 dijo...

Gracias Francisco, estoy de acuerdo con esa pareciación sobre los mensajes que nos dejan los graffitis. Espero encontrar la siguiente cita en la pared.

Virgen, Lisboa te encantaría, seguro.


pessoa también me acompañó algún tiempo, y siempre está ahí, en mi mesita de noche. Pero no sé si conoces a Eugenio de Andrade, búscalo, sus poemas son preciosos.

Marga Lisboa siempre es un viaje para mi.... lo añoro muchas verces.

Tomás dijo...

Tú y tu Lisboa que, por lo que vengo observando, te transforma en cuanto pisas su tierra y respiras su aire.

gaia56 dijo...

Pues sí Tomás, estoy unida a Lisboa por muchas razones personales, pero además es que Lisboa saca de mí el alma de fado que llevo dentro..

arrago dijo...

Ítaca te regaló un hermoso viaje...
Muy acertados los versos de KK.
Pueden ser uma mistura perfeita con Lisboa, sem dúvidas.
Subir desde Cais Sodré pela rua das Flores, es un presentimiento, mejor, un sentimiento...demasiado íntimo. Lo siento, se te escapó un trozo de intimidad. Más que sentirlo, lo agradezco sinceramente.
Este post es uno de los mejores que escribistes de tu Lisboa, junto con el del jantar em O patrono.
Comparto también el gusto por esos maravillosos poemas visuales en las paredes, puertas y janelas envejecidas....ese creo que está por una esquina da travessa da mae de agua, pertinho da Praça da Alegría... Bajabas de Principe Real o del Botánico, o ascendías...
Si no lo visitastes... recomiendo o Chafariz do vinho, uma enoteca en Mae de Agua...degustar vinos es un buén comienzo para entrar en la noche del Barrio Alto...
Ya callo, pero comprende que Lisboa me provoca.
Beijos.

gaia56 dijo...

arrago, tu sugerencia sobre Chafariz do vinho me provoca... pero tendrá que ser para mi próxima visita.
Es cierto que citas dos de mis posts sobre Lisboa en los que dejo asomar por las rendijas la intimidad a flor de piel. Ya veo que sientes en su dimensión la rua das Flores...
Los stencils que fotografié son de la rua argenta y de una pared de la universidad que hay frente a la torre de Belem.
ah! y pienso que Kavafis es una mistura perfeita con la vida siempre, en cualquier lugar.

Sourrisos y beijos