viernes, octubre 27, 2006

Cuando la destrucción te rodea, hay que levantar los ojos y buscar ávidamente ventanas que asomen a verdes realidades. La violencia doméstica produce destrucciones interiores... entonces hay que salir al exterior, buscar la ventana, liberarse. A ello dedico estos poemas.


DESTRUCCIONES

I


Has destruido mi casa
y yo la habito.

Has creído destruir mi alma
y yo crezco.

Has querido destruir mis deseos
y yo deseo.

Renazco, crezco, muero
sólo en mi.
Nadie puede destruir
mi alma llena.


II

No me miras,
no hay susurro en tu mirada,
no me dices,
no hay palabras en tu boca,
no me besas.
Tus ojos aplastan
duramente mi alma,
inicias la destrucción
a paso lento.


III

Hoy tu fuego
viene a mí,
te separas sin cenizas
ajeno, externo.
Todo fue
y nada es,
la destrucción aséptica
ha talado mi corazón.
La alegría del alba vacía
impera en mi reino.


IV

En este instante
todo lo aniquilas.
La luz que reluce
hoy se torna fría.

Se rompen las velas,
navego sin guía
por la azul tormenta
que tu horror destila.

Ya no existe nada
todo se vacía,
mi alma está ausente,
en la soledad perdida.

No puedo agarrarme
nada me cobija.
Todo has destruido
mi alma, mi dicha.

Amanezco tibia
tú estás a mi lado,
todo fue un mal sueño
el sol ya lo olvida,
por hoy deja atrás,
la última paliza.

Hoy nace otro día.


V

Se hizo la noche
en su alma de niña.
Lucía el frío nieve
que ella no sentía

Tras los cristales
suave entra la luz
y el hogar se enfría.

La puerta se abre,
el cielo se quiebra,
aparece en el quicio,
avanza hacia ellas,
dos vidas segadas
por otra violenta.

Empañando la aurora
la amarga presencia,
helando sonrisas,
forzando sus miembros,
callando sus gritos,
marcando sus caras,
ahogando su fuerza.

Se hizo ya la noche
en su alma de niña.
Absortas ya viven
la madre y la hija
ahogadas sus fuerzas
por un alma negra
que las paraliza.

Apareció en la mañana,
heló sus sonrisas,
segó su alegría,
nunca más habita
en aquella casa
la luz de la vida.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

El preámbulo lo suscribo letra a letra. Expresado con rigurosa claridad.
De los poemas, el primero es sencillamente limpio, pone de manifiesto una realidad sucia y tapada.
Creo que aún no hemos aprendido a vivir nuestros fracasos.

arrago.

Anónimo dijo...

Quise decir, "aún no hemos aprendido a vivir con dignidad nuestros fracasos."

besos

pazzos dijo...

Acabamos de recomendar Dickens al unísono a Pies Diminutos. Estaba redactando mi comentario y cuando lo publico me encuentro con el tuyo. Coincidencias misteriosas del mundo de los blogs.

Me gusta tu poema. Nos ha dado ultimamente por los hogares arrasados. Mucha verdad en tus versos y ese dolor ocntenido que sabes expresar tan bien.

Patus dijo...

Hermosamente escrito pero que triste Gaia...
Besos

gaia56 dijo...

enigmáticas palabras usuario anónimo... ¿vivir con dignidad los fraqcasos?
efectivamente el primero de los versos es totalmente limpio y tal vez el tercero.

Pazzos pues si... a veces me da por poner voz a tanta destrucción cercana. Ya noté la coincidencia de Dickens..jajajajajjajaj.

Paula, La realidad es triste muchas veces.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Tomás dijo...

Aunque los poemas son bellos rezuman soledades, influidas quizá por esa "búsqueda de ventanas". Yo también apuesto por el preámbulo.
P.D. A modo de sugerencia: Suprime el plural del primer verso de la primera estrofa del cuarto poema, donde se te ha deslizado la "s"
Saludos

Anónimo dijo...

De ninguna delas maneras quise que mis palabras fueran enigmáticas, especialmente porque están alrededor de las tuyas que son de rigurosa claridad:

"aún no hemos aprendido a vivir con dignidad nuestros fracasos",

es en primer lugar una reflexión que se quedó corta por su tendencia al acertijo, y desde luego no hay nada que adivinar:

Has destruido....
y yo la habito.

Has creído destruir.....
y yo crezco.

Has querido destruir....
y yo deseo.

En estos tres versos expresan una verdad de la vida de una pareja, y del asunto concreto que señalamos, la llamada violencia doméstica:es la dualidad.
Uno destruye o intenta destruir
y otro
habita, crece y desea, o, a pesar de todo, intenta habitar crecer y desear.
Uno no asume un fracaso afectivo, o de relación o personal, circunscrito en el mundo de la pareja....Y no sólo no lo asume como un fracaso de una parte de su todo(la vida de cada uno debe ser mas extensa que la vida con una pareja determinada), sino que cree o siente que destruyendo a la otra parte, se justifica y señala como parte culpable de su fracaso afectivo o de relación o personal a la otra parte.


Mas o menos quise decir eso, o algo parecido.

"Todo fue
y nada es,
la destrucción aséptica
ha talado mi corazón."

El tercero, es totalmente limpio y duele. Tienes razón.

Un beso.
arrago.

náufrago dijo...

Pode haber moita beleza na tristura.

Clarice Baricco dijo...

Llegadores e intensos.
Gracias.

gaia56 dijo...

Muchas gracias Arrago por tus claras, extensas y bien sentidas explicaciones que suscribo.
Estoy muy de acuerdo en cada uno debe tener una vida más extensa que la vida con determinada pareja.
Me alegro que te guste el tercero tambien.

Tomás muchas gracias a tí también, evidentemente se coló una s...

Naufrago... es cieto que puede haber mucha belleza en la tristura, aunque creo que es malo instalarse cómodamente en ella.

Gracias a ti, Clarice por pasar.

El detective amaestrado dijo...

Haces que la tristeza pueda ser hermosa, y eso es arduo. Enhorabuena

gaia56 dijo...

Gracias detective, pero creo que la tristeza nunca hermosea mucho.

MentesSueltas dijo...

Pasaba para agradecer tu comentario en mi espacio y me llevo unas letras repletas de sensaciones, duras, contundentes... mis felicitaciones.

Dejo un abrazo.

MentesSueltas

MORGANA dijo...

La violencia domestica produce tales heridas que no cicratizan facilmente. Si abres una ventana para que un rayo de sol entre, la oscuridad de la noche lo tapa. Es duro, largo, doloroso y se puede hacer.
Me gusto tu post.
Besos.

La hormiguita dijo...

Es tan triste que sobreviva la violencia doméstica.
Saludos

ana martinez dijo...

Sonó muy bien el otro día en el recital. Pero, es curioso, tal vez la voz, tu voz, suavizara un poquito la dureza de las estrofas.
Leídas en la pantalla, son mucho más duras.
Me gustaron mucho tus Destrucciones.

Millaray dijo...

Tienes muchísima razón amiga...tus letras son la búsqueda de asomarse a una ventana y permitir que se asomen los rayos del sol.
Gracias por dejar el camino abierto para volver por este mundo tuyo.
Besos.

gaia56 dijo...

Gracias por tu abrazo... recibe otro mentessueltas y bienvenida a mi espacio. Espero verte por aquí.

Morgana, abrir la ventana es el único recurso que se me ocurre para irradicar la violencia doméstica... Besos

Hormiguita hay mucha tristeza a nuestr alrededor, pero también mucha gente que lucha.

Ana en un poema ademas de als palabras y el ritmo hay mucho de quien lee y reinterpreta. Besos.

gaia56 dijo...

millaray espero verte brilla rpor este espacio. Besos

El jugador dijo...

Debe ser que yo también abundo en los temas tristes, pero me han gustado mucho tus destrucciones. Sobre todo la segunda. Esa manera en la que expresas cómo la negación de alguien, ser ignorados por la otra persona, nos desgata lenta e incesantemente.

Amanda dijo...

La destrucción es tan sólo una cuna donde repone fuerzas la vida nueva.
Preciosa tristeza, Gaia, estremecedora.

un saludín

las alas del ostrero dijo...

El I Carmen, a mí me encanta el I desde que lo escuché recitado por Loli en nuestra reunión (áquella en la que tú estabas ausente). Creo que es el más... tuyo.

Besos. Asun

gaia56 dijo...

Gracias jugador... será el otoño que abundamos ambos en temas tristes. Sí, a mi también me gusta mucho la segunda.

Amanda a veces la destrucción es una cuna que atrapa demasiado y no sabes ni crecer, ni salir de ella.

jajajja.. Asun, piensas que más mía porque a mí casi siempre me véis remontando, pero también paseo negros abismos.

Besos a todos, gracias por leer y comentar.

JeJo dijo...

- El Poema II es muy desgarrador ...
Esa tortura de la indiferencia mata.