jueves, julio 28, 2005

TRES DÍAS, TRES CONCIERTOS

lunes 25 de julio.... el primero fue virtual...Verónica Codesal por cámara web desde A Quintana de Santiago de Compostela... el sonido imperfecto por móvil... escribía en mi teclado, me acompañaba una musica dulce y amable... parecía sincera, no entendía sus palabras, pero si el mensaje que trasmitía.... y la emoción que me llegaba por los que rodeaban el móvil ....

martes 26 de julio... el segundo de Van Morrison... pura clase, pura sangre... sonido perfecto, su banda estupenda.. trompeta, flauta y saxo, bajo, batería, guitarra y teclados... la voz de Van casi perfecta, me hizo vibrar aunque él, sombrero blanco, traje gris, camisa blanca, no movió más que imperceptiblemente su mano derecha... el gran león de Belfast cantó divino y disfruté su música en directo... a veces con mis ojos cerrados... tardé tiempo en levantarme y bailar, Van Morrison había querido que todo el mundo lo escuchase sentado ... pero cuando lo hice me desbordé... de entusiasmo.
http://www.elcomerciodigital.com/pg050727/prensa/noticias/Verano/200507/27/GIJ-VER-152.html

miércoles 27 de julio.... el tercero con Carlinhos Brown... la comunicación ha sido intensa... casi tres horas en acción Carlinhos y sus 14 músicos y cantantes... y yo canté, bailé, moví hasta el último de mis músculos, sudé, reí, seguí la música... pasitos hacia la derecha... pasitos hacia la izquierda... siguiendo el ritmo...5.000 personas vibrando, pura eclosión de energía fluyendo, todos al unísono..... y pensé sobre la comunicación... los resortes que me hacen saltar... que nos hacen saltar, que nos hacen vibrar... que el mismo mensaje sea recibido de la misma forma... la comunicación de masas, a veces, rompe el aislamiento de esta sociedad moderna que tanto nos aísla... frente a ello Carlinhos impacta con su percusión, con su mensaje...

yo no estaba predestinadamente predispuesta a ir al concierto, una vez allí me dejé emocionar al máximo... sentí mucho, sentí a tope... aunque eché de menos con quien compartir tanta emoción... estaba rodeada de amigos y sin embargo sentía tan profundo que necesitaba alguien especial con quien descargar mi energia...

tal vez el sentimiento estuviera ya dentro y el mérito de Carlinhos fue sacarlo al exterior.....
http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/carlinhos_brown_gijon_carnaval_422877.htm


Al final volví al mar, otra noche más, en silencio, a derrotar soledades, sentir fluir la vida y derrochar emociones en mí, simplemente...





El laberinto de mi vida
necesitaba un respiro de luna
esta noche, para bañarse
de luz cálida mi alma.

2 comentarios:

caracol quis col dijo...

Good Vibrations!!!

Vibración paralela en el sudoeste... Ritmos mestizos desde Brasil, entre Chico César, Gilberto Gil y desde Mali... de parte de Ali Farka Toure y Amadou e Mariam...
y mucho más....
esperamos nuevas críticas concierteras de estas q me dan envidia, de la sana!!!

galician dijo...

los laberintos aparte de ser entretenidos a veces tienen muchas salidas, y si se miran a vista de pájaro la salida es más fácil